Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doncic: “Va todo muy deprisa, pero no tengo miedo”

Sus 19 años registran un currículo trepidante, pero su presencia irradia una serenidad pasmosa. En 10 meses ha conquistado Europa para poner rumbo a la NBA con la determinación de los elegidos

luka doncic
Doncic posa tras la entrevista

Luka Doncic mezcla con naturalidad la candidez juvenil con la determinación de los elegidos. Sus 19 años registran un currículo trepidante, pero su presencia irradia una serenidad pasmosa tras 10 meses apasionantes, de la conquista del Eurobasket con Eslovenia a la NBA, pasando por un doblete histórico con el Real Madrid. El 22 de junio, tras ser seleccionado en el tercer puesto del draft por Atlanta Hawks, fue traspasado a Dallas Mavericks para iniciar su aventura en la meca del baloncesto. Allí se encontrará con la tutela de Dirk Nowitzki y Rick Carlisle, que le ha declarado “pieza fundacional” para la franquicia de Texas.

Pregunta. ¿Ha tenido tiempo para asimilar lo que está viviendo?

Respuesta. Poco. Gané la Liga y al día siguiente estaba ya en el draft. Fue todo rapidísimo. No solo esos días sino toda la temporada, desde el Eurobasket hasta el triple de Vitoria. Ahora lo tengo todo un poco más controlado y he podido asimilar lo que ha pasado. Pero estoy dos días sin baloncesto y ya lo echo de menos. Estoy deseando empezar en la NBA.

P. En la carta de despedida del Madrid resumió esa emotividad.

R. Fue muy especial esa carta. Me acordaba del día que llegué a Madrid, sin haber cumplido casi los 13 años, hasta el último día completando una temporada espectacular. Fue muy difícil escribirla, no cabía todo lo bueno que me ha pasado en Madrid y en el Madrid.

P. El madridismo le siente como un hijo.

R. Sí. Fueron muy buenos conmigo desde el principio y la gente siempre me ha mostrado un cariño único. Pase lo que pase a partir de ahora, los seis años en Madrid siempre serán de los más importantes de mi vida. Me fui con ilusión por cumplir el sueño de la NBA, pero también con pena por dejar a mis compañeros. Todo lo vivido con ellos me va a ayudar a ser mejor y a triunfar. Ojalá pueda volver dentro de 15 o 20 años para ayudar a otros jóvenes como me han ayudado a mí.

P. ¿Le hubiera gustado despedirse en el Palacio?

R. Sí, claro que sí. Pero era mejor ganar la Liga antes y no llegar al quinto partido. Me gustaría esa despedida; de momento no pudo ser, pero acabar en Vitoria me permitió llegar al draft.

P. ¿Cómo es el draft?

R. No es como los Óscar como se piensa la gente. Es una ceremonia especial, pero se alarga muchísimo. Acabé cansadísimo pero es una noche inolvidable también. Es muy emocionante cuando dicen tu nombre en el número tres y cuando después se confirmó el traspaso a Dallas también.

Escala en Madrid como ‘embajador’ del videojuego NBA 2K19

Doncic: “Va todo muy deprisa, pero no tengo miedo”

En mitad de unos días de vacaciones y antes de incorporarse al campamento que organiza la NBA para aleccionar a los ‘rookies’ sobre las normas de comportamiento de la liga y los peligros que acechan a los jugadores jóvenes en la meca del baloncesto, Luka Doncic hizo escala en Madrid para promocionar el videojuego NBA 2K19 en calidad de embajador para España, recogiendo el testigo de los hermanos Hernangómez.

“Apasionado” de los videojuegos, Doncic ha pasado de jugarlos a protagonizarlos y en esta edición de la saga 2K tendrá una valoración de 79, la que adjudican a los novatos de los primeros puestos del ‘draft’. Su avatar es calcado a él. "Llevo muchos años siguiendo a los grandes jugadores de la NBA, y soñando que, algún día, mi nombre estaría junto a los suyos", contó el genio esloveno.

P. Destacó su normalidad, incluso estética, en la foto junto a DeAndre Ayton, Marvin Bagley, Jaren Jackson, Trae Young y compañía.

R. No conocía a nadie. Apenas a DeAndre un poco. Fue un poco raro y apenas hablé con nadie. Luego cada uno tiene su estilo, con los pantalones cortos y más o menos tatuajes, pero ya está.

P. ¿Acabar en Dallas fue lo mejor que le podía pasar, por ser una franquicia con estabilidad para el desarrollo de talentos?

R. Sí. Era lo mejor que me podía pasar y lo que querían además mis agentes. Con estar entre los primeros del draft ya estaba muy feliz, pero llegar a Dallas y con Nowitzki es muy especial.

P. ¿Ha hablado con Nowitzki?

R. Sí, pero poco tiempo. De momento, solo me ha contado cosas de cómo entrenan y me ha aconsejado cuales eran las mejores zonas para vivir. Yo no había nacido cuando él ya estaba en la NBA así que está claro que me puede enseñar muchísimo. Voy a tener un gran maestro. Me alegré mucho con su renovación porque es un referente y es una suerte tener cerca a estos jugadores, como Felipe, Rudy y Llull en el Madrid.

P. Le faltan muchos años para alcanzar su experiencia, pero esta temporada ha sido un gran paso en su crecimiento.

R. Ha sido espectacular. Soy muy joven, pero es difícil que se repita un año como este en mi carrera. Esta temporada me ha servido para dar un gran paso adelante. Asumiendo mucha responsabilidad. Ha sido de ensueño.

P. ¿Esa responsabilidad que asume le hace sentirse mayor de lo que es?

R. Entrenar con grandes veteranos y jugar desde pequeño con gente de más edad te hace ser mayor de cabeza, seguro.

P. Compañeros y analistas coinciden en que le sobra cabeza y talento para triunfar en la NBA, pero que quizá le cueste adaptarse en lo físico, ¿es en lo que más está trabajando?

R. A todos los europeos les toca ponerse fuertes cuando llegan a la NBA, así que eso es lo que me toca y en lo que voy a trabajar.

Doncic: “Va todo muy deprisa, pero no tengo miedo”

P. El célebre Charles Barkley relativizó su currículo diciendo que no se fiaba mucho de usted porque había jugado hasta ahora “contra rivales de mierda”, ¿tiene respuesta para esa bienvenida?

R. Creo que no sabe lo que es jugar en Europa. Es bastante difícil, mucho más que jugar en el college. Algunos allí les gusta criticar a los europeos. Les gusta provocar. Pero es al revés; es una gran experiencia haber jugado con muchos ex NBA en los últimos años, como compañeros y como rivales.

P. ¿Qué le contaron esos ex NBA y qué está empezando a descubrir allí?

R. Todos me dicen que es otro mundo, pero aún no he tenido mucho tiempo de descubrirlo. De momento, impresiona ver la dimensión del club, trabaja muchísima gente y va a ser difícil aprenderse el nombre de todos.

P. Su entrenador, Rick Carlisle, ha contado que aún no sabe cuál va a ser su posición en la pista pero que le ve “de titular desde ya”.

R. Eso es bueno (sonríe). Base, escolta, alero, es un poco igual. Siempre me gusta estar con el balón, jugar pick and roll y generar juego para otros.

P. ¿Se ve sufriendo y viviendo un periodo de adaptación duro o siendo un rookie protagonista?

R. Todos los cambios te obligan a pasar un proceso de adaptación, pero ojalá sea un rookie destacado y consiga llevar a mi equipo a los playoffs.

Doncic: “Va todo muy deprisa, pero no tengo miedo”

P. Contaba, cuando cumplió la mayoría de edad, que sueña habitualmente con baloncesto y que son siempre sueños bonitos. ¿Cuál es el siguiente sueño?

R. Ganar el anillo. Nos queda un tiempo para ser candidatos, pero ya lo tengo en la cabeza.

P. ¿No siente vértigo repasando su carrera con solo 19 años?

R. Va todo bastante deprisa, pero no tengo miedo. Siempre hay presión, la vivo desde pequeño, pero esto es baloncesto y cuando estoy en la pista se me olvida todo. He crecido en ella. Afronto algo nuevo y nunca sabes que pasará, pero estoy muy ilusionado.

P. ¿Se siente un chico con estrella?

R. Un poco, seguro. He tenido mucha suerte de llegar al Madrid y crecer y formarme en el mejor club de Europa. Cuenta todo: el talento, la genética, el trabajo, los consejos, los entrenadores, los compañeros y también la suerte.

P. ¿Dónde se ve dentro de cinco años por ejemplo?

R. Ganando el anillo.

Más información