Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marc Márquez: “Hay ganas de correr, pero el calor no ayuda”

Brno, donde el piloto de Honda llegará a los 100 grandes premios en MotoGP, acoge el inicio de la segunda parte del curso con más de 35 grados

Valentino Rossi y Marc Márquez, en la conferencia de prensa de este jueves en Brno. Ampliar foto
Valentino Rossi y Marc Márquez, en la conferencia de prensa de este jueves en Brno. AFP

Marc Márquez llega a la República Checa relajado y feliz. Y no es una pose. Es el líder del campeonato. Le saca 46 puntos de ventaja al segundo clasificado, Valentino Rossi. Y vuelve al tajo después de dos semanas de descanso. Mejor dicho: después de dos semanas para hacer de todo un poco: estar con sus amigos y salir de fiesta, en Mojácar y en Ibiza, que no es para él, dice –“demasiado postureo, Mojácar es más campechano”–; para entrenarse, para atender a los patrocinadores, o las dos cosas a la vez, como hizo en Montmeló y con aquella 10k que corrió, junto a su hermano Alex, en 39 minutos. “Para quemar el verano”, apunta. “Que es importante desconectar, pero también preparar bien estas dos carreras, que son consecutivas y tienes que estar listo”.

Tras el parón estival (demasiado corto, en opinión de la mayoría de pilotos) la competición se retoma en Brno este fin de semana, en Austria la que viene. Con Márquez como máximo aspirante al título. Por los puntos acumulados. Y por las cinco victorias que atesora en nueve grandes premios. Este domingo cumplirá, además, una efeméride para recordar: 100 carreras en MotoGP. “El tiempo pasa rápido”, conviene. De la cifra se deducen otras conclusiones. Por ejemplo, que muy pocos ganaron tanto en tan poco: Márquez cuenta 40 victorias en la categoría reina desde el 2013 (un 40,4%), 48 pole position en esos 99 grandes premios y 70 podios. “Los números han sido muy buenos, hemos disfrutado, nos hemos equivocado, pero con lo que me quedo es con los títulos: cuatro de cinco. No puedo pedir más”, añadía él. Este año aspira al quinto, el séptimo en total. Y a convertirse en el piloto más laureado a los 25 años, la edad a la que Rossi llegó a los seis títulos mundiales. “La intención era llegar a MotoGP y algún día luchar por el título. Esto no te lo imaginas. Tener estos cinco primeros años no me lo esperaba”, añade.

Para seguir sumando nada mejor que echar una ojeada a la carrera del año pasado en este mismo escenario, donde ganó con 12 segundos de ventaja respecto al segundo, su compañero de equipo Dani Pedrosa. Claro que entonces jugó su carta maestra. Honda dispuso un entrenamiento privado en Brno en plenas vacaciones, apenas unas semanas antes de la carrera, consciente como era el equipo de que esta era una plaza difícil para la agresiva Honda. Aquellos entrenamientos privados fueron la clave del cuarto título de MotoGP para Márquez. Con cambios en la electrónica y las geometrías de la moto y con un pilotaje algo distinto se impuso a Dovizioso en la última carrera del año.

El salto de calidad fue tan llamativo que el campeonato se apresuró a regular las jornadas de tests. E impidió entrenamientos privados como aquel, justo antes de una carrera y en el mismo escenario. Así que este curso también ha habido test en Brno, pero fue una jornada de trabajo oficial, con todas las marcas, y mes y medio antes del gran premio de este fin de semana. “Aquel entreno fue con 25 grados de temperatura ambiente, ahora habrá diez más. Será complicado”, explica el líder del mundial. Y añade: “Hay ganas de correr, pero el calor no ayuda”.

Más información