Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agüero: “Sampaoli puede decir lo que quiera”

El delantero del City resume el malestar del vestuario con el técnico, que asume la responsabilidad de la humillante derrota

Sampaoli, durante el partido contra Croacia.
Sampaoli, durante el partido contra Croacia. Getty

Hay que rebobinar hasta 1958 para encontrar en el prestigioso historial de la selección argentina una cachetada similar a la que le metió Croacia en la fase de grupos de un Mundial. En el 58, Checoslovaquia le estampó un 6-1, un día conocido como el Desastre de Suecia. Ya en color, Alemania goleó a la Argentina de Diego Maradona en cuartos de Sudáfrica 2010 (4-0). “No hay nada para decir. El resultado lo dice todo. No es momento de analizar nada, hay que tragar el veneno”, resolvió Mascherano. “El proyecto no prosperó y así es muy difícil que destaquen los jugadores en el plano individual”, analizó Jorge Sampaoli. “El proyecto de partido no prosperó”, se corrigió.

“Sampaoli dijo los jugadores no entendieron el proyecto”, le dijeron al Kun Agüero en la zona mixta. “Sampaoli puede decir lo que quiera”, resolvió el delantero del Manchester City. Pregunta confusa, sí; respuesta, en cualquier caso, que describe el malestar dentro del vestuario argentino. El Kun no asimiló bien el cambio, reemplazado por Higuaín tras el gol de Rebic, que se aprovechó del grosero error de Willy Caballero. “La derrota de hoy tiene que ver por mis decisiones, por la planificación del partido. No creo que sea humano cargarle con la responsabilidad a Caballero”, defendió el técnico a su portero, de 36 años, que se estrenó con la selección argentina el pasado marzo.

“Seguramente no habré leído el partido como correspondía. El plan del encuentro era ir a buscar a Croacia. Y por eso, armamos una línea de tres en defensa, con dos carrileros profundos. En el segundo tiempo, pensamos que con el cambio de sistema íbamos a poder asfixiar al rival. Pero ni con un sistema ni con el otro pudimos hacer lo que esperábamos”, analizó Sampaoli. Argentina vuelve a caer en la misma trampa, no importa quien mande en el banquillo.

“Nos costó mucho hacerle llegar la pelota a Leo”, expuso el técnico de Argentina. “Nosotros trabajamos todo el tiempo para que la pelota le llegue a Messi, pero también el rival trabaja para que no le llegue”, añadió Sampaoli. Modric se solidarizó con el 10 del Barcelona. “Es un jugador increíble, pero no puede hacer todo solo. En el fútbol hay que tener ayuda. Él es grande, pero necesita ayuda”. El volante del Madrid explicó por qué Croacia desactivó al rosarino, que tocó 49 balones, el que menos de los jugadores de campo que completaron el duelo. “Le cerramos muy bien los espacios y además le tapamos a los otros jugadores que podrían ayudarlo”, completó Modric.

“Después del gol de ellos se notó el nerviosismo. Es una cuestión de cabeza, pasa todo por ahí”, intervino Enzo Pérez. Argentina ya no depende de sí misma para pasar a octavos. “No sé si llamarlo esperanza o si necesitamos un milagro. La realidad es que tenemos que mirar los resultados de los otros equipos”, dijo Agüero. El grupo de la Albiceleste se paseó hundido por la zona mixta de Nizhni Nóvgorod. “Estamos como nos vieron”, resolvió Mascherano. “El grupo está muy mal pero tenemos que pelear”, comentó Sampaoli, insultado por los aficionados de Argentina. “El sentimiento no es de vergüenza, pero sí de dolor por no haber estado a la altura de lo que quiere el pueblo argentino”, concluyó el preparador de Argentina, que el próximo martes jugará ante Nigeria en San Petersburgo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información