Mundial Fase de grupos
Finalizado
Irán
Irán
2
0
1
Árbitro: Andrés Cunha
España
53' Diego Costa
España
MUNDIAL DE RUSIA

España pide el balón

Iniesta da por cerrado el “incómodo” relevo de Lopetegui y se ciñe al duelo de hoy contra Irán, un rival peligroso para Hierro. El técnico mantendrá a De Gea, a quien considera “entre los tres mejores porteros del mundo”

Hierro, con los jugadores de la selección, en Kazán. En vídeo, declaraciones de Andrés Iniesta y Fernando Hierro.SERGEY DOLZHENKO (atlas)

Superada con nota la prueba ante Portugal, a España le toca ahora gestionar su pase a octavos de final ante los dos rivales menos curtidos del grupo: Irán (hoy, 20.00, Telecinco) y Marruecos (el lunes 25). Pese a su aparente cartel de teloneros, la selección de Fernando Hierro se mantiene en guardia. Tiene motivos: las angustias de Francia e Inglaterra ante Australia y Túnez, los lamentos de Argentina y Brasil frente a Islandia y Suiza, el batacazo de Alemania con México… Ningún favorito ha tenido un partido para merendar.

Más información

Hierro es consciente de la mayor pujanza de selecciones todavía sin pedigrí: “En un Mundial ya nadie te regala nada, todos los equipos están muy preparados”. En su opinión, Irán, vencedor de Marruecos en su primer encuentro, es uno de ellos, por lo que este segundo choque de España le resulta “peligroso”. En sus últimos 19 partidos, Irán solo ha encajado cinco goles y ha marcado 37, con un matiz sobre el que ha incidido estos días el entrenador español: el 40% de sus tantos a favor los ha conseguido en jugadas a balón parado. Por esa vía, recibió la Roja dos de los tres goles anotados por Cristiano Ronaldo.

Despejada poco a poco la borrasca de hace una semana por el caso Lopetegui, a la Roja ya solo le ocupa el fútbol. “Yo expuse mi opinión, como otros, pero a este grupo le caracteriza la unión”, sostuvo ayer Iniesta. Y, al igual que han hecho otros de sus compañeros en los últimos días, expresó su deseo de doblar página: “Fue una situación incómoda, pero ya pasó; ahora es el momento de lo deportivo”. En ello, en la pelota y sus circunstancias, han puesto el empeño Hierro y su equipo. Algunos, llegados con urgencia desde España, como el exinternacional Carlos Marchena, cedido por el Sevilla como director deportivo. Una solución atípica para una situación inédita.

Sin tiempo para alterar la hoja de ruta, Hierro y sus auxiliares se han apoyado en el manual que tenía previsto el ya técnico del Madrid. Confirmado De Gea —“uno de los tres mejores del mundo”, según Hierro—, el seleccionador no reveló si alterará la alineación respecto a la de la primera jornada. Cabe pensar que, en caso de victoria, las rotaciones se aparquen hasta el duelo con Marruecos. Entonces sería más factible que se probara Carvajal, que llegó a la concentración lesionado desde la final de la Champions del 26 de mayo.

Para Irán, 37ª en la clasificación de la FIFA, la cita rusa es su quinta participación en un Mundial. Tras haber desfilado por las ediciones de 1978, 1998, 2006 y 2014, nunca ha logrado superar la fase de grupos. Antes de doblegar el pasado día 15 a Marruecos apenas contaba con un triunfo. Pero un triunfo histórico, por su gesta deportiva y por su simbología política. En Francia 98, Irán se llevó por delante a Estados Unidos. Desde 2011, la selección persa está dirigida por el exentrenador madridista Carlos Queiroz, exseleccionador portugués que al frente de su país cayó con España en el Mundial de Sudáfrica de 2010.

Queiroz subrayó ayer su admiración por Hierro y aseguró que intentó sin éxito que el Madrid le retuviera a su llegada al banquillo de Chamartín en 2003. El portugués dirige ahora a una selección que se fundamenta en su andamiaje defensivo. En ataque se supedita sobremanera a Jahanbakhsh, máximo goleador esta temporada de la liga holandesa, en la que milita en el AZ Alkmaar.

Un triunfo español sobre Irán dejaría a la Roja prácticamente en octavos. Con posibilidad, incluso, de hacer cábalas sobre el próximo rival. En principio, la Rusia local o la cruda y experimentada Uruguay. Pero eso será otro asunto. Antes, desde ya, España no quiere otra carga que no sea el balón.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50