Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Red Bull usará en 2019 el motor Honda descartado por McLaren

Después de más de 11 temporadas, cuatro títulos y 57 triunfos con Renault, el equipo energético se une al fabricante japonés

Red Bull
Max Verstappen, con su Red Bull en el circuito Gilles Villeneuve de Montreal. EFE

Se confirmó la maniobra que hace solo un par de años hubiera parecido una auténtica chifladura, y Red Bull, la escudería que tras Mercedes y Ferrari más cerca está de competir por victorias y títulos en el Mundial de Fórmula 1, se aliará con Honda a partir del curso que viene. La marca japonesa regresó al certamen en 2014 de la mano de McLaren después de casi una década de ausencia, y su vuelta no pudo ser más traumática para la escudería de Woking (Gran Bretaña), que se vio inmersa en el periodo más sombrío de su historia. La entrada en escena de la tecnología híbrida fue un reto demasiado complicado para la compañía nipona, y McLaren decidió poner fin al calvario a finales del pasado ejercicio para firmar con Renault. Pues bien, menos de 10 meses después del anuncio de aquella ruptura, ahora es Red Bull quien decide fiarse del fabricante de la gran H y dejar el del rombo.

Junto a Renault, la estructura del búfalo rojo firmó una época gloriosa entre 2010 y 2013, con cuatro dobletes consecutivos (de pilotos, con Sebastian Vettel) y de constructores, y 57 triunfos. Llegados a este punto, Red Bull confía en que la mejora en el rendimiento que han exhibido las unidades de potencia de Honda instaladas en los monoplazas de Toro Rosso, el equipo filial de los de Milton Keynes, que en este 2018 cogieron el relevo de McLaren, pueda seguir una línea ascendente hasta alcanzar el nivel de Mercedes o Ferrari, con quien Red Bull ya es capaz de medirse en corto a día de hoy, al menos con Daniel Ricciardo, ganador de dos de los siete grandes premios celebrados hasta la fecha.

“Este acuerdo multianual con Honda marca el punto de arranque de un periodo excitante en Red Bull y en su afán de competir no solo por las victorias sino por nuestra principal meta: los títulos mundiales”, afirma Christian Horner, director de Red Bull. “Nos ha impresionado el compromiso demostrado por Honda en la F1 que ha quedado patente recientemente en Toro Rosso, nuestro hermano pequeño”, añade el ejecutivo británico. Takahiro Hachigo, presidente de Honda, confirmó, por su parte, que los coches de la tropa de Faenza (Italia) también incorporarán los propulsores japoneses: “Creemos que trabajar con Toro Rosso y Red Bull nos permitirá acercarnos a nuestro objetivo de ganar carreras. Tener dos equipos significa que tenemos acceso al doble de datos que hasta ahora”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información