Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso: “Cuando puedo gano y cuando no, lo intento, pero nunca me rindo”

El asturiano reivindica su triunfo en Le Mans y flirtea con la idea de completar la triple corona ya el año que viene corriendo las 500 Millas

Fernando Alonso y Buemi, en el Toyota ganador de las 24 Horas de Le Mans.
Fernando Alonso y Buemi, en el Toyota ganador de las 24 Horas de Le Mans. AFP

"Quizá sí que duerma con el trofeo", exclamó en Le Mans Fernando Alonso, campeón de las 24 Horas con Toyota, repitiendo la misma frase que dijo en Spa, donde se estrenó en el Mundial de resistencia. "Cuando puedo gano y cuando no, lo intento, porque lo que nunca hago es rendirme. "Es una de las victorias más importantes de mi vida ", reivindicó el asturiano, visiblemente cansado.

Alonso miró al horizonte aunque no despejara muchas dudas. Sus aventuras fuera de la Fórmula 1 le han devuelto la posibilidad de ganar títulos, algo que con McLaren lo tiene prácticamente imposible a corto plazo. Volvió a referirse a la triple corona (Le Mans, GP de Mónaco y 500 Millas de Indianápolis), pero ahora, por primera vez, lo hizo cuando ya solo le falta la conquista norteamericana. Solo a un paso de emular a Graham Hill. "La triple corona sigue siendo un objetivo muy atractivo que solo un hombre en la historia lo ha hecho", indicó. "Tengo que pensar después del verano qué puedo hacer pero hoy no quiero ni pensar ni hablar de ello, sería no disfrutar de este momento", añadió sobre su futuro, dejando dos cosas claras: que no descarta correr las 500 Millas el año que viene y que no tiene decidida su continuidad en la Fórmula1. 

El asturiano tuvo tiempo también para desgranar los detalles de la carrera y también reivindicó su victoria en la categoría reina como la primera española desde Marc Gené (2009). "Es un día importante e histórico", señaló el de Toyota. "De noche hubo algún problema con la baja temperatura de los neumáticos y yo suelo calentarlos un poco más que ellos". Así argumentó su sensacional relevo nocturno, cuando en 43 vueltas le recortó 90 segundos al otro coche de Toyota, primero a Conway y luego a Pechito López.

"Hay momentos clave y quizá uno de ellos fue ese, cuando llegó la noche y que entramos un poco en depresión viendo que perdíamos minutos y minutos y de repente empezamos a ganarlos y el que viene detrás coge moral", señaló.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información