Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Golpe de mano de Harden y los Rockets en casa de Curry

Houston supera a Golden State en un final agónico (92-95) e iguala a dos la final del Oeste

Curry defiende ante Harden.rn Ampliar foto
Curry defiende ante Harden. AFP

James Harden y Chris Paul en la anotación y PJ Tucker y Clint Capela en el rebote impulsaron un triunfo vital para Houston en la cancha de Golden State (92-95). Stephen Curry falló sobre la bocina un triple que hubiera forzado la prórroga en un final de partido muy apretado. La victoria de Houston le vuelve a dar la ventaja de cancha ya que dos de los tres posibles partidos que restan se disputarían en el Toyota Center, el primero, este viernes.

El pulso se centró sobre todo en las dos parejas estelares de cada equipo. Los 30 puntos, cuatro rebotes, cuatro asistencias, tres robos y dos tapones de James Harden y los 27 puntos y cuatro asistencias de Chris Paul marcaron la pauta en los Rockets. Mike D’Antoni solo alineó a siete jugadores. Tucker sumó 16 rebotes y Capela, 14. Y Eric Gordon, 14 puntos.

Los seis triples, 28 puntos, seis rebotes, dos asistencias y dos robos de Stephen Curry y los 27 puntos, 12 rebotes y tres asistencias de Kevin Durant alimentaron las opciones de los Warriors. Draymond Green aportó 11 puntos, 14 rebotes, ocho asistencias y dos robos.

Los vaivenes en el marcador fueron tremendos. Los Warriors que habían arrollado en el tercer encuentro y se habían impuesto por 41 puntos de ventaja, empezaron el cuarto con un concluyente 12-0. Pero los Rockets, a pesar de que Ariza sumó su segunda falta en apenas tres minutos y de que no lograron anotar en los cinco primeros minutos, se recuperaron en el segundo cuarto y poco antes del fin del descanso dominaban por 43-53.

Los Warriors, que no pudieron contar con Iguodala, lesionado, pusieron la directa en el tercer asalto y llegaron a dominar por 12 puntos (82-70). Pero los Rockets remontaron de nuevo cuando faltaban algo más de cinco minutos para el final (84-85). Eric Gordon, que había fallado los seis triples que había lanzado, acertó en el séptimo y puso en 89-94 a falta de dos minutos y veinte segundos para la conclusión.

GOLDEN STATE, 92; HOUSTON, 95 (2-2)

Golden State (2): Curry (28), Klay Thompson (10), Looney (4), Kevin Durant (27), Draymond Green (11) -equipo inicial-; Livingston (4), Nick Young (2), Bell (6) y Cook (0).

Houston (2): Chris Paul (27), Harden (30), Tucker (4), Ariza (9), Capela (8) –equipo inicial-; Eric Gordon (14) y Gerald Green (3).

Parciales: 28-19, 18-34, 34-17 y 12-25.

Oracle Arena de Oakland. 19.596 espectadores.

Durant acercó a los suyos desde la línea de tiros libres (91-94). Faltaba 1.40 minutos y a partir de ahí los fallos se sucedieron. Gordon y Tucker, por los Rockets, y Klay Thompson y Curry, por los Warriors, desperdiciaron sus lanzamientos. Draymond Green anotó un tiro libre a falta de 37 segundos (92-94). Fallaron Harden y Klay Thompson. Y a 0,5 segundos Chris Paul anotó uno de los dos tiros libres de los que dispuso (92-95).

Stephen Curry el último cartucho, un triple desde la esquina que se estrelló en el aro. Los Rockets volvieron a igualar la final del Oeste. Y el campeón, para alcanzar la final absoluta, tendrá que ganar al menos un partido en Houston.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información