Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Golpe de autoridad de los Warriors en la cancha de los Rockets de James Harden

Kevin Durant y Klay Thompson adelantan a Golden State en la final del Oeste (106-119) pese a los 41 puntos de la Barba

Kevin Durant finta ante Mbah a Moute.rn Ampliar foto
Kevin Durant finta ante Mbah a Moute. AFP

James Harden se quedó demasiado solo ante el peligro, ante un rival, Golden State, que carburó a base de bien para dar un golpe de autoridad y anotarse el primer punto de la final ante Houston. La victoria del campeón fue tan rotunda (106-119) que dejó muchísimas dudas a Mike D’Antoni y a los suyos sobre el devenir de una serie que empezaban con ventaja de cancha después de una gran temporada regular en la que sumaron siete triunfos más que los Warriors.

Kevin Durant tomó el mando de las operaciones y desde el primer momento supuso un quebradero de cabeza para Tucker y la defensa de los Rockets. Durántula fue un martillo pilón, muy favorecido por la compañía de Klay Thompson.

Los Rockets fueron todo el partido a remolque. Les perjudicó la ligera lesión que sufrió Harden cuando habían transcurrido solo ocho minutos. Se fue al banquillo unos minutos y solo jugó 17 minutos en la primera parte. Y aun así fue de largo el mejor de su equipo. Anotó cinco triples, 41 puntos y dio siete asistencias. Chris Paul le ayudó con 23 puntos y 11 asistencias. Pero los Rockets se quedaron muy cortos frente a la artillería de los Warriors.

Kevin Durant sumó 37 puntos, Klay Thompson, seis triples y 28 puntos. Stephen Curry no tuvo necesidad de realizar demasiados alardes y tuvo bastante con 18 puntos, ocho asistencias y seis rebotes. Iguodala añadió 11 puntos y Draymond Green brilló en otras facetas con nueve asistencias, otros tantos rebotes, dos robos y dos tapones.

HOUSTON, 106; GOLDEN STATE, 119 (0-1)

Houston (0): Chris Paul (23), Harden (41), Tucker (1), Ariza (8), Capela (12) –equipo inicial-; Anderson (0), Mbah a Moute (0), Eric Gordon (15) y Gerald Green (6)

Golden State (1): Curry (18), Klay Thompson (28), Iguodala (11), Kevin Durant (37), Draymond Green (5) -equipo inicial-; West (2), Looney (2), Livingston (7) y Nick Young (9).

Parciales: 30-29, 26-27, 24-31 y 26-32.

Toyota Center de Houston. 18.104 espectadores.

Los Warriors metieron la directa a partir del tercer cuarto. Abrieron una brecha de 13 puntos (72-85) y a partir de ese momento dominaron el juego con solvencia y no permitieron la menor oportunidad a los Rockets.

El equipo de D’Antoni no defendió bien y los Warriors fueron más efectivos, con 13 triples y un 52% de acierto en los tiros de campo frente a un 49% de los Rockets, que también sumaron 13 dianas desde la línea más lejana, pero siete menos desde la de tiros libres.

Los Warriors ponen la primera piedra en la final del Oeste, en su afán por alcanzar la final absoluta por cuarto año consecutivo y sumar su tercer anillo en este periodo, el quinto de la franquicia con los que ganó en 1956 y en 1975.

 

Más información