Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

Gesta de Ricky Rubio: un triple doble que doblega a Westbrook y los Thunder

El base español logra 26 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias y da el triunfo a Utah (115-102), que domina por 2-1

ricky rubio Ampliar foto
Ricky Rubio celebra una de sus canastas ante los Thunder. AP

A sus 27 años, en su séptima temporada en la liga y en su tercer partido en los ‘playoffs’ que tanto ansiaba jugar, Ricky Rubio logró su mayor gesta en la NBA. Se adueñó de la cancha, se anotó un formidable triple doble, con 26 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias y le dio el triunfo a Utah en el duelo de su elimintaria ante Oklahoma City (115-102). Utah domina por 2-1.

La magnitud de la gesta puede definirse por los 17 años que han transcurrido desde que un jugador de Utah Jazz consiguiera el último triple doble en los ‘playoffs’. Entonces, en 2001, fue el legendario John Stockton quien lo obtuvo en un partido ante Dallas. “Estábamos diez abajo y cambié mi mentalidad, intentando ser más agresivo y jugarme más tiros. Hemos conseguido una buena racha y cuando estás metiendo los tiros, eso te hace sentir muy bien”, explicó el base de El Masnou.

El logro tiene un valor todavía más especial por el hecho de que Ricky tenía delante a uno de los mejores bases de la NBA. Pero Russell Westbrook no pudo con él. Su estadística estuvo muy por debajo de lo habitual con 14 puntos, 11 rebotes, nueve asistencias y ocho pérdidas. Los casi 18.000 espectadores que llenaron el Vivint Smart Home Arena de Salt Lake City, aclamaron a Ricky. Westbrook, frustrado, prometió: “Les haré callar en el próximo partido”.

Ricky Rubio ha atacado y lo ha hecho con aplomo y metiendo los tiros. Ha seleccionado bien y ha dado estabilidad al equipo”, dijo el entrenador de Utah, Quin Snyder. Fue el sexto doble de Ricky Rubio en los siete años que lleva en la NBA, los cinco anteriores, en la fase regular.  El último triple doble de un jugador de Utah, incluida la fase regular, fue el de Carlos Boozer en 2008.

Snyder, añadió: “Jugó un partido espléndido y fue una de las grandes razones por la que pudimos ganar. Pero Ricky estará de acuerdo en que no es el momento de celebrar una actuación individual en la medida en que podamos celebrarlo jugando bien como equipo. Solo tiene que seguir siendo sólido”.El número 3 de los Jazz promedia 17,6 puntos, ocho asistencias y 8,3 rebotes en sus primeros playoffs.

El base de El Masnou, de 27 años, ha mejorado su tiro. El pasado verano, como todos los últimos, efectuó entrenamientos específicos junto a un mentor muy especial, el exjugador de Utah y de la selección, Raül López. “Se me ocurrió que me podía enseñar un poco. A ver si le puedo robar un poco la genialidad que tenía. Cuando se lo propuse le sorprendió un poco, pero es algo que nos hace ilusión a los dos. Para mí es aprender un poco de un ídolo, un honor”, declaró Ricky a EL PAÍS en una entrevista en junio.

Davis, ante Lillard.
Davis, ante Lillard. AP

Junto a Ricky, destacaron Donovan Mitchell, con 22 puntos y 11 rebotes, el pívot francés Rudy Gobert, con 18 puntos y 12 rebotes, y el alero australiano Joe Ingles, con 21 puntos. Paul George fue el máximo anotador de los Thunder con 23 puntos. Carmelo Anthony y Felton anotaron 14 cada uno. Álex Abrines no anotó en los 13 minutos que estuvo en la cancha. 

Nueva Orleans fue una fiesta. Cuarto partido contra Portland, cuarta victoria (131-123). Los Pelicans ya están en las semifinales de la Conferencia Oeste y allí aguardan rival, el vencedor de la serie entre Golden State y San Antonio. Los de la Bahía, vigentes campeones, dominan por 3-0, y este domingo se disputará el cuarto episodio.

Los Pelicans hicieron saltar por los aires el factor cancha. Se habían clasificado en la sexta posición, mientras que los Blazers, terceros, se habían ganado el derecho a empezar los dos primeros partidos en casa. Pero los de Luisiana ganaron aquellas dos citas en Portland y remataron en su cancha. Ningún equipo clasificado en la sexta plaza o peor lograba la barrida desde 2001, cuando Charlotte barrió a Miami por 3-0 en unos ‘playoffs’ que entonces eran el mejor de cinco partidos.

Anthony Davis y Jrue Holiday se adueñaron del escenario por completo en el cuarto partido. La Ceja consiguió 47 puntos y 11 rebotes; Holiday, 41 puntos y ocho asistencias. Les acompañaron perfectamente Rondo, con siete puntos, siete rebotes y 16 asistencias y Nikola Mirotic, con 10 puntos, 11 rebotes, dos robos y tres tapones.

Simmons pugna con Adebayo.
Simmons pugna con Adebayo. AFP

Portland, siempre a remolque, presentó batalla y llegó a situarse a dos puntos (121-119) cuando faltaban tres minutos. Pero al final, los 38 puntos de McCollum, los 27 de Aminu, los 18 puntos y 11 rebotes de Nurkic y los 19 puntos y seis asistencias de Lillard no fueron suficientes para evitar la eliminación.

Los Pelicans perdieron el concurso de DeMarcus Cousins para toda la temporada cuando se rompió el tendón de Aquiles el 27 de enero. En febrero, incorporaron a Nikola Mirotic, un movimiento crucial para mantener el potencial del equipo.

El base australiano de 2,08 metros Ben Simmons brindó una nueva muestra de su extraordinaria clase en la victoria de los Sixers en Miami (102-106). Simmons se convirtió en el quinto novato en la historia de la NBA que logra un triple doble en los ‘playoffs’. Sus antecesores fueron Magic Johnson, que obtuvo cinco Johnson en 1980, Kareem Abdul Jabbar, uno en 1970, Jerry Lucas, otro en 1964, y Tom Gola, que abrió la cuenta en 1955.

Simmons sumó 17 puntos, 13 rebotes, 10 asistencias y cuatro robos de balón. Fue el jugador más desequilibrante junto a Redick, que anotó 24 puntos. Joel Embiid acabó con 14 puntos, 12 rebotes y cinco tapones, aunque falló los cuatro triples que lanzó, anotó solo dos tiros de campo y perdió ocho balones. Miami tuvo opciones de victoria hasta casi el final. Wade puso l 101-102 en el marcador a falta de 43 segundos, pero Redick respondió por dos veces y selló el triunfo de los suyos. Wade sumó 25 puntos; Dragic, 20; James Johnson, 15, además de ocho rebotes y cinco asistencias.

Los Sixers, ausentes en los ‘playoffs’ desde la temporada 2011-2012, dominan ahora a Miami por 3-1 y dispondrán de una primera ocasión para decidir la eliminatoria en su cancha, donde se disputará el quinto partido el próximo martes.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información