Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

Joel Embiid y Kevin Durant disparan a los Sixers y a los Warriors

Miami cae ante Philadelphia (108-128) y San Antonio queda a un paso del adiós ante Golden State (97-110) | Mirotic anota 30 puntos y Nueva Orleans domina a Portland

Whiteside trata de frenar a Embiid, con la máscara. Ampliar foto
Whiteside trata de frenar a Embiid, con la máscara. AP

Joel Embiid regresó a la cancha y propulsó a los Sixers hacia su segundo triunfo de su eliminatoria ante Miami (108-128). El ala-pívot retornó después de la fractura en la zona orbital que sufrió tras un encontronazo con su compañero Markelle Fultz en un partido celebrado el 28 de marzo. Kevin Durant fue el gran artífice del triunfo de Golden State en San Antonio (97-110). Los Warriors dominan por 3-0 la serie y dejan a los Spurs a un paso del adiós. También está a un paso de la eliminación Portland, que perdió su tercer duelo seguido ante Nueva Orleans (119-102).

Joel Embiid jugó con una máscara de color negro y aportó 23 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias. Los Sixers recuperaron la ventaja de campo tras vencer en Miami y dominan la eliminatoria por 2-1.

MIAMI, 108; PHILADELPHIA,128

Miami (1): Dragic (23), Tyler Johnson (10), Richardson (14), James Johnson (12), Whiteside (5) –equipo inicial-; Olynyk (9), Winslow (19), Adebayo (5), Ellington (3) y Wade (8).

Sixers (2): Simmons (19), Redick (10), Covington (11), Embiid (23), Saric (21) –equipo inicial-; Ilyasova (8), Amir Johnson (4), Fultz (0), Anderson (6), Belinelli (21) y McConnell (5).

Parciales: 33-37, 31-26, 30-33 y 14-32.

American Airlines Arena de Miami. 19.600 espectadores.

El partido fue mucho más igualado de lo que da a entender el marcador final. Los duelos fueron constantes y en varios de ellos saltaron chispas, por ejemplo en el que mantuvieron Wade y Anderson, castigados con sendas faltas antideportivas. Embiid y Olynyk también se las tuvieron, aunque la máscara del ala-pívot de los Sixers se rompió en un tropezón involuntario entre ambos. El partido de los Sixers fue muy completo y tuvo muchos jugadores destacados, con cuatro triples y 21 puntos de Belinelli, 21 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias de Saric, 19 puntos, 12 rebotes, siete asistencias y cuatro robos de Ben Simmons.

Miami tuvo varios momentos en los que llegó a dominar ligeramente, con una notable irrupción de Justine Winslow, con cuatro triples, 19 puntos y 10 rebotes, y ramalazos de Goran Dragic, con 23 puntos y ocho asistencias. Sin embargo, Wade, el héroe de la victoria de Miami en el segundo partido con 28 puntos, se quedó en ocho. Y Hassan Whiteside, no encajó en el estilo impuesto por su entrenador, Erik Spoelstra. Solo jugó 13 minutos en los que sumó cinco puntos y dos rebotes, muy lejos de su media esta temporada: 14 puntos y 11,4 rebotes.

Los Spurs no pudieron con los Warriors. Ettore Messina dirigió al equipo de San Antonio debido a la asuencia de Gregg Popovich tras el fallecimiento de su esposa Erin, el pasado miércoles, a los 67 años, víctima de una larga enfermedad.

Los Spurs no pudieron frenar a Kevin Durant, autor de 26 puntos, nueve rebotes y seis asistencias, y a Klay Thompson, que sumó 19 puntos. A pesar de la ausencia de Stephen Curry, que continúa lesionado, los Spurs no lograron aprovechar el mal inicio de partido de su rival, que falló los ocho primeros triples que lanzó.

La producción de LaMarcus Aldridge, el mejor del equipo tejano, quedó limitada a 18 puntos y 10 rebotes. El porcentaje de los Spurs en los triples fue muy bajo, 7 de 33 (22%). Pau Gasol jugó 18 minutos saliendo desde el banquillo y aportó cinco puntos y cuatro rebotes. La ausencia de Kawhi Leonard, lesionado prácticamente toda la temporada, es determinante para los Spurs.

Nueva Orleans está a un paso de clasificarse para la segunda ronda después de poner el 3-0 ante Portland en un partido en el que Nikola Mirotic sumó 30 puntos, una de sus mejores marcas en su carrera en la NBA. Su actuación fue completísima, con ocho rebotes, dos asistencias, tres robos y un tapón. Formó una pareja interior determinante con Anthony Davis, que sumó 28 puntos, 11 rebotes, dos asistencias, tres robos y dos tapones. Rajon Rondo añadió 16 puntos y 11 asistencias. Los Blazers volvieron a fracasar a pesar de los 22 puntos de McCollum, los 21 de Aminu y 20 de Lillard.

SAN ANTONIO, 97; GOLDEN STATE, 110

Kevin Duranat y Kyle Anderson.
Kevin Duranat y Kyle Anderson. EFE

San Antonio (0): Murray (9), Mills (9), Gay (11), Anderson (14), Aldridge (18) –equipo inicial-; Anderson (6), Bertans (5), Pau Gasol (6), White (0), Parker (16), Forbes (3) y Ginóbili (0).

Golden State (3): Iguodala (10), Klay Thompson (19), Kevin Durant (26), Draymond Green (10), McGee (6) –equipo inicial-; West (2), Looney (4), D. Jones (2), Cook (12), Livingston (16) y Young (3).

Parciales: 23-26, 23-26, 26-32 y 25-26.

ATT Center de San Antonio. 18.581 espectadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información