Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Despropósito en la Champions: el Löwen envía a su filial a Polonia y pierde por 41-17

Una polémica por las fechas acaba con un simulacro de partido en los octavos de final | El Barcelona cae en la ida en Montpellier (28-25)

Marko Mamic (Kielce) intenta frenar a Sebastian Trost (Rhein-Neckar).rn Ampliar foto
Marko Mamic (Kielce) intenta frenar a Sebastian Trost (Rhein-Neckar). EFE

Despropósito en la Champions de balonmano. Sucedió el sábado en Polonia. El Rhein Neckar Löwen alemán envió a su equipo filial a disputar la ida de los octavos de final de la máxima competición europea ante el Kielce, líder de la liga polaca. Crónica de una derrota anunciada, los locales apabullaron a los teutones: 41-17.

El compromiso se disputó en Polonia a las 16 horas, solo dos horas antes del partido programado por la Bundesliga entre el Rhein Neckar Löwen y el Kiel. Ante la negativa de la Bundesliga y la Federación Europea de Balonmano (EHF), a cambiar el calendario, los alemanes tuvieron que formar dos equipos distintos para disputar los dos partidos, casi al mismo tiempo, a más de 900 kilómetros el uno del otro.

La priorización de la liga domestica tuvo varios motivos. El primero pasaba por la tabla. El Löwen era primero y quería mantener la ventaja de dos puntos que poseía frente al Flensburg (42-40). Así pues, el Flensburg perdió, pero el Löwen también. El equipo titular cayó ante el Kiel por 27-22. El segundo motivo fue más comercial. Al ser el partido estelar de la jornada, la cadena pública de televisión ARD, transmitía el partido.

El equipo filial del Rhein Neckar está mayoritariamente compuesto por jugadores menores de 21 años que compiten en la tercera división alemana. Curiosamente, el jugador más joven en la cancha fue el portero suplente del Kielce, Milosz Wallach, de solo 16 años, que jugó unos minutos y detuvo un penalti.

N'Guessan, lanza por encima de Fabregas.
N'Guessan, lanza por encima de Fabregas. EFE

El entrenador Michel Abt, tras el partido ante el Kielce, declaró: “Ha sido una aventura para nuestros jugadores jóvenes estar aquí. Fue un partido muy difícil, muchas cosas estuvieron bien pero la defensa y los contragolpes del Kielce fueron demasiado para nosotros”.

“Esperábamos un resultado como este, pero tengo que felicitar a nuestros jóvenes jugadores por su esfuerzo y su rendimiento”, agregó Oliver Roggisch, el director deportivo. La vuelta se disputará el próximo domingo en Alemania, pero se antoja una utopía que el Kielce pueda perder la tremenda ventaja de 24 goles que consiguió ante el equipo filial del Rhein Neckar.

Talant Duijshebaev, el entrenador del Kielce, explicó: “Han sido dos semanas duras para nosotros. No sabíamos contra quién íbamos a jugar”. Alex Duijshebaev, el lateral derecho del equipo polaco e internacional español, añadió: “El Lowen lo ha hecho lo mejor posible y tenemos un gran respet hacia ellos, pero nosotros estábamos únicamente centrados en nuestros objetivos y los hemos conseguido”.

En otro partido de los octavos de final, el Barcelona perdió en Montpellier (28- 25). La vuelta se disputará el próximo sábado (18.30), y el ganador se enfrentará en cuartos al París Saint-Germain.

Los jugadores de Xavi Pascual tuvieron un buen desempeño en los primeros minutos, siempre con el marcador a favor, hasta el empate a 13 al término de la primera mitad. Lo contrario ocurriría en la segunda. El equipo francés, primero en su liga, pasó a dominar en el marcador. El lituano Jonas Truchanovicius del equipo galo, fue la estrella del encuentro, con ocho goles.

El Barcelona jugó con Gonzalo Pérez de Vargas; Víctor Tomás (0), Dika Mem (3), Raúl Entrerríos (1), Sorhaindo (1), N'Guessan (7), Valero Rivera (2, 1p) -siete inicial-, Viran (0), Palmarsson (2),
Syprzak (5), Dolenec (0), Ariño (0) y Aleix Gómez (4). El Montpellier jugó con Gérard; Richardson (2), Porte (4), Faustin (0), Afgour (0), Truchanovicius (8), M. Guigou (3, 2p) -siete inicial-, Simonet (0, Kavtinick (4, 2p), Bonnefont (3), Soussi (2) y Fabregas (2).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información