Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dani, la saga Dujshebaev y el espejo de los Gasol

Tras ganar el Mundial junior, el hijo de Talant y hermano de Álex, se perfila a sus 20 años como futuro pilar de la selección absoluta

Dani Dujshebaev, en el España-República Checa.rn Ampliar foto
Dani Dujshebaev, en el España-República Checa. REUTERS

Dani Dujshebaev tiene 20 años, mide 1,95 metros y pesa 105 kilos. El sábado debutó en un gran torneo con la selección absoluta de balonmano con ocasión del primer partido España, ante la República Checa (32-15), en un Europeo en el que este lunes se mide a Hungría (18.15, Tdp). “Fue muy bien”, dice desde Varazdin, la ciudad del norte de Croacia donde la selección disputa sus partidos de la primera fase. “Pensamos que iba a ser un partido más duro y jugamos fuerte los 60 minutos. El entrenador (Jordi Ribera) está confiando en mí, y los compañeros me ayudan a integrarme. Así es más fácil”.

Dani es uno de los llamados a marcar una época. Fue, junto a Aleix Gómez y Xoan Ledo, una de las figuras de la selección que ganó el Mundial junior en julio, tras la prórroga de una espectacular final a Dinamarca (39-38) en la que marcó el gol decisivo. Pese a su juventud, su recorrido es ya notable. El Celje esloveno, donde actúa ahora cedido por el Kielce polaco, es su cuarto club en la élite, tras haber pasado por el Ciudad Real, el Barcelona y el Valladolid. Es el cuarto en la saga de los Duishebaev. Su padre Talant, el segundo mejor jugador del siglo XX según la Federación Internacional (IHF), por detrás del sueco Magnus Wislander, emigró desde Kirguistán a Santander, se nacionalizó y lo ganó todo a nivel de clubes y también de selecciones, primero con el equipo unificado y Rusia y después con España. Ahora es el entrenador del Kielce, donde juega su primogénito, Álex, de 25 años, más menudo (1,87 y 88 kilos), lateral derecho, ya consolidado hace tiempo en la selección.

“Dani (lateral izquierdo) es más fuerte físicamente. Álex es más liviano y ha tenido que buscarse la vida a codazos. El pequeño ha destacado desde pequeño y no ha tenido esa necesidad”, contó Talant en una entrevista en EL PAÍS. “Ha salido a su madre (Olga Duishebaeva, también exjugadora). Es muy alto, y el más tranquilo de la familia”. Dani asiente: “Es cierto. Tengo ese punto más de tranquilidad”. Considera que el físico es un aspecto que tiene que mejorar: “Debo dar un paso adelante en ese sentido. Me vendrá bien en todas las facetas conseguir un punto más de velocidad y un poco más de fuerza. El año pasado en la Asobal, sobre todo a nivel de fuerza, estaba bastante bien. Ahora, cuando juegas contra equipos de Champions o en la selección, hay jugadores muy fuertes y grandes. Es difícil competir contra ellos en ese sentido”.

Con la cesión al Celje, buscó contar con minutos en la máxima competición continental. “Era un paso más en mi carrera. No me lo pensé. Mi padre al final es el que siempre me aconseja, pero me hacía mucha ilusión dar el salto a un equipo de la Champions y me convenció el interés del Celje y de su entrenador”. Recuerda los partidos en los que vio en acción a su padre en los últimos años de su carrera y le gusta ver vídeos. “Intento ver bastante balonmano. Al final, no me inspiro en un solo jugador. Intento coger cosas, detalles, de varios. No intento parecerme a ninguno en especial”. Dice sobrellevar bien el hecho de ser el hijo de una leyenda como Talant y el hermano de un jugador de primera línea como Álex. “Está claro: siempre te van a comparar. Al final, es lo que me ha tocado. Quizás cuando era más pequeño me costaba más. Pero luego la gente se fija en lo que hace uno, y ya está. Y si lo haces bien, todo irá bien. Y si lo haces mal, es lo que toca: asumirlo y mejorar”.

Admira a los hermanos Gasol: “Están haciendo historia para el deporte español. Que te comparen con ellos es bonito. Pero al final, cada uno hace su camino. Lo que intento es disfrutar al máximo y hacerlo muy bien”. Álex y Dani desean seguir en el balonmano el ejemplo de los gigantes de la canasta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información