Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marc Soler se corona en la París-Niza a lo Contador

El catalán se lleva la general el día que David De la Cruz repite victoria de etapa en el Paseo de los Ingleses por delante de Omar Fraile

Marc Soler en el podio de la París-Niza
Marc Soler en el podio de la París-Niza AP

Alberto Contador ya tiene heredero y se llama Marc Soler. El joven ciclista catalán de 24 años se llevó este domingo la clasificación general de la París-Niza ocho años después de que el ciclista madrileño se coronara por última vez en la denominada Carrera del Sol, primer ensayo ciclista de la temporada antes del Tour de Francia. El líder del conjunto Movistar desbancó al británico Simón Yates (Mitchelton-Scott) del liderato en la última etapa de la ronda francesa, gracias a un ataque épico a más de 50 kilómetros de la meta y a cuatro segundos de bonificaciones que marcaron la diferencia final.

Es el mayor triunfo en su naciente carrera. El pupilo de Eusebio Unzué en el conjunto Movistar nunca había ganado hasta entonces una carrera por etapas desde que se convirtiera en ciclista profesional en el verano del año 2015. Eso sí, su talento en la montaña, su gran capacidad de arrancada y sus aires de grandeza no habían pasado desapercibidos en el pelotón español, tanto en el Tour del Porvenir, que ganó en 2015, como en la Volta a Catalunya el año pasado, donde deslumbró a todos, incluso a su propio líder, Alejandro Valverde. Otro ilustre ciclista español, Alberto Contador, doble ganador de la París-Niza, pero sobre todo séptuple ganador del Tour, del Giro y de la Vuelta, dijo de él que era su heredero en la retrospectiva que le dedicó la televisión española tras su retirada del ciclismo profesional a finales del año pasado. Todo un halago.

Soler no es el único ciclista español que destacó en la última jornada de la Paris-Niza. Al igual que el año pasado, cuando había frustrado por dos segundos los planes de Contador para la victoria final, David de la Cruz se impuso en el Paseo de los Ingleses. Esta vez, el ciclista catalán superó al vasco Omar Fraile, del Astana, en la meta de Niza tras culminar una escapada de más de 50 kilómetros en la que se había metido Soler. Fraile lo intentó todo en los dos últimos puertos del día para descolgarse de sus rivales, atacando bajando por ejemplo, pero tuvo que entregar las armas ante la velocidad y la experiencia del ciclista del conjunto Sky.

Los grandes damnificados del último tramo de la Paris-Niza fueron los hermanos Izagirre, que ayer estrecharon el cerco al británico Simon Yates en la subida a la estación de esquí de La Colmiane pero que no pudieron rematar este domingo debido a una desgraciada caída en la resbaladiza bajada del último puerto, cuando tenían todo el trabajo hecho. Un ataque de Gorka a falta de 10 kilómetros provocó que desfalleciera tanto Yates como el colombiano Sergio Henao, el ganador saliente, y el francés Warren Barguil, el mejor escalador del pasado Tour de Francia. Los hermanos Izagirre unían fuerza al coronar el puerto para cazar a los tres fugados, Soler, De La Cruz y Fraile, pero Gorka se iba al suelo en una curva del descenso, pasado por agua, y arrastraba en su caída a su hermano Jon. Un fatal desenlace que permitió a Soler alzarse con el triunfo en la París-Niza y estrenar su palmarés a lo Contador.

Más información