Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid recupera la pegada

El equipo blanco se despidió de la Liga por falta de acierto: sólo pudo marcar 32 goles en las primeras 18 jornadas. Pero ahora ha marcado 30 veces en siete partidos

El Real Madrid recupera la pegada

El Real Madrid se despidió de la Liga condenado por su falta de acierto en ataque. El equipo hizo ocasiones para marcar 44 goles en las primeras 18 jornadas, pero sólo convirtió 32. El Barcelona marcó 48 goles y se perdió arriba en la tabla.

Pero algo ha cambiado: el Madrid ha recuperado el gol.

Le han bastado siete jornadas para marcar otros 30 goles. Esto no le servirá para competir por la Liga, pero es una buena noticia para la Champions. Ha vuelto la normalidad, y eso, tratándose de este Real Madrid, significa recuperar una pegada descomunal.

Este resurgir del Madrid no es una sorpresa para quienes miran las estadísticas de «goles esperados». Como se puede ver en el gráfico de arriba, en esas 18 jornadas aciagas, el Madrid hizo remates por valor de 44 goles esperados, según Opta Sport. El equipo nunca dejó de producir ocasiones y el desacierto no podía durar. Después de esta buena racha el equipo suma 62 goles por 59 esperados. Lo que hemos visto se conoce como regresión a la media: a unos resultados anormalmente malos les han seguido siete jornadas mejores (que es exactamente lo que cabía esperar).

Aún así, el Real Madrid todavía está lejos de ser tan eficiente como sus competidores. El Barcelona ha marcado 68 goles de 59 esperados y el Atlético 36 de 31 (sin contabilizar aún el partido del domingo). Además los dos equipos reciben menos goles de los esperados, un síntoma de calidad.

El Real Madrid recupera la pegada

Los buenos equipos suelen batir sus cifras de goles esperados por varias razones. La primera es que sus jugadores son mejores que la mayoría. Imaginad un remate desde fuera del área que tiene un 0,03 de xG o gol esperado. Eso significa que el 3% de esos remates acaban normalmente en gol, pero es probable que Messi, Neymar o Cristiano Ronaldo marquen el 5% de esos remates. Esto explica que la mala racha de Cristiano fuese tan extraña.

La segunda razón es que la estadística de goles esperados no es perfecta y no captura todas las circunstancias de un remate. Tiene en cuenta la distancia, el tipo de golpeo y la jugada anterior, pero hay montones de otros factores que se le escapan, como la velocidad de una jugada, la fatiga o los nervios de un delantero. Son cosas difíciles de medir y que benefician a los mejores equipos.

Los puntos que no volverán

El Madrid ha vuelto a marcar en liga, pero sigue lejos de sumar los puntos que podría tener. Y es que marcar de cuatro en cuatro: no da tantos puntos. Cuatro goles de los siete que el Madrid le hizo al Deportivo, por ejemplo, le hubiesen dado siete puntos frente Valencia, Levante y Betis, cuando la temporada apenas empezaba.

El Real Madrid recupera la pegada

El gráfico siguiente muestra los puntos de cada equipo y sus «puntos esperados» (los que tendría si en cada partido se hubiesen marcado los goles esperados). El Madrid se ha dejado 11 puntos por desacierto: suma 51 puntos de 62 esperados. El Barcelona, en cambio, apenas ha perdonado y suma 65 de 68 puntos esperados.

Hubo seis partidos donde el Madrid mereció más: frente Valencia, Levante, Betis, Athletic, Atlético y Villareal. Solo en el partido de vuelta contra el Betis, hace dos semanas, el Madrid ganó un partido que no merecía, de acuerdo con la estadística de goles esperados.

El resto de equipos

Además del Real Madrid, otros dos equipos destacan por sus estadística de goles esperados. Uno es el Atlético, que como se veía en un gráfico anterior, ha sumado 55 puntos de 46 esperados. Ningún otro equipo tiene el mismo saldo a favor. Esto a veces es una señal de simple buena suerte. Pero en el caso del Atlético es algo sistemático y que caracteriza al equipo de Simeone: llevan años produciendo resultados mejores de lo que predicen sus estadísticas.

El otro caso llamativo es el Deportivo, en este caso por desgraciado. El equipo coruñés pudo sumar hasta 34 puntos, a tenor de sus remates y los de sus rivales, pero sólo suma 18 y es penúltimo.

El Real Madrid recupera la pegada

Metodología. Los «goles esperados» miden la calidad de los disparos de un jugador o un equipo. Son una estimación de cuántos goles es normal marcar con los remates hechos. Para calcularlos, se asigna a cada disparo un valor entre 0 y 1 que representa su probabilidad de acabar en gol. Un penalti, que tiene un 80% de opciones de ser gol, aporta 0,8 goles esperados (xG). Un disparo escorado y fuera del área suma 0,02 de xG. En este artículo hemos usado la estimación de goles estimado de la empresa proveedora de datos Opta Sports, que recoge estadísticas detalladas de cada partido. Su modelo considera la distancia del remate, el ángulo, si se usa el pie o la cabeza, la asistencia que antecede al disparo y el tipo de jugada.

Los goles esperados no son una métrica perfecta, pero predicen mejor que las alternativas habituales, que son goles y remates. Los goles marcados son una estadística pobre porque están muy afectados por el azar (se marcan pocos goles para ser fiables). El número de disparos, en cambio, tiene el problema obvio de que no todos los remates son iguales.

Nota. Hemos incluido todos los partidos hasta el pasado sábado.

Más información