Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Torres, de ejemplo para Simeone a descarte

El técnico, que hace poco elogió ante el grupo la actitud del delantero, asegura que no insistirá en su continuidad en el Atlético

FOTO: Simeone y Fernando Torres, durante un partido del Atlético. / VÍDEO: Declaraciones de Simeone, este miércoles.

Hace un par de semanas, en los días previos al partido en La Rosaleda, Diego Pablo Simeone detectó cierto desencanto en Ángel Correa y en Yannick Carrasco. Los dos jugadores se vieron fuera del once titular que iba a medirse al Málaga y sus rostros denotaron decaimiento a ojos de su entrenador. Terminado el entrenamiento, Simeone reunió a todo el grupo. Explicó que ese duelo creía que lo iba a ganar con más juego por dentro que por fuera, por lo que las bandas del centro del campo estarían ocupadas por Vitolo y Koke, como así fue. En la charla, Simeone trató de hacerles comprender al delantero argentino y al extremo belga que no había lugar para las malas caras y puso como ejemplo a Fernando Torres. El técnico elogió la actitud de Torres y su empeño por tratar de aprovechar los minutos que juega, ya fueran 10 o 60.

Dos semanas después de aquella homilía, Torres ha pasado para su entrenador de ser un ejemplo a anunciarlo como un casi seguro descarte para la próxima temporada cuando aún la presente no ha concluido. Jamás un “no” de Simeone causó tanto revuelo como el que ayer retumbó seco y cortante en la sala de prensa del Cerro del Espino de Majadahonda.

La pregunta, en la que se entremezclaba a Antoine Griezmann, tenía que ver con la predisposición del técnico a realizar los mismos esfuerzos que está haciendo con el jugador francés para que Fernando Torres, de 33 años, continúe la temporada que viene en el Atlético de Madrid. La respuesta —“no”— reflotó la delicada relación que mantienen técnico y jugador desde su reencuentro en 2014 y desde su condición de ser los dos grandes símbolos entre la hinchada rojiblanca. Una bomba de nitroglicerina que el club siempre ha temido que estallase por el guerracivilismo que conllevaría.

En estos tres años de convivencia, las respuestas de Simeone cuando se le ha preguntado por Torres siempre han dejado un poso de frialdad y el de ayer fue un ejemplo más. Muchas veces dio igual que las preguntas fueran tras una buena actuación del delantero o tras haber marcado un gol. Escudado en el razonamiento de que él fichó al jugador y no al ídolo, Simeone no ha tenido gestos ni grandes palabras para con Torres como ha tenido con otros componentes del plantel. No ha tenido tanto tacto con un símbolo del club, como lo ha tenido con Griezmann pese a las salidas de pata de este con la entidad y hasta con la hinchada. Hace dos meses, antes de viajar a Barcelona para medirse al Espanyol, y tras haber marcado Torres el gol del triunfo ante el Alavés, Simeone perturbó la previa del partido. De nuevo, estaba por medio Griezmann, que había vuelto a juguetear con su futuro fuera del club y la hinchada se lo había recriminado con pitos. “La afición quiere que Griezmann haga goles. Cuando marca un gol de chilena es el mejor de todos. Vietto no hace goles, no habla con nadie y lo critican. Gameiro hace pocos goles y le critica. Torres hace pocos goles, pero es el ídolo del club. La gente se maneja por sentimientos”, dijo entonces Simeone.

De alguna manera, con su respuesta de ayer, Simeone dejó claro que, de aquí al final de temporada, Torres no será más que un ejemplo de conducta para el grupo y su cuarto o quinto delantero. Hoy (19.00, beIN) será titular ante el Copenhague en la Liga Europa, pero sus días en el Atlético son una cuenta atrás que finalizará el 30 de junio salpicada por pocos minutos de juego. El deseo de Torres era retirarse en el Atlético. Ahora, lo único que le queda es intentar despedirse con un título y disfrutar de cada partido como si fuese el último, algo que viene manifestando desde hace tiempo en sus comparecencias. Torres se marchará con la sensación de que su entrenador no le ha dado la confianza ni la continuidad en forma de oportunidades que tuvieron otros delanteros como Mandzukic. Vietto o ahora Gameiro, a la mínima que ha repuntado.

“Dije no porque yo pienso en el equipo”

Tras su comparecencia en rueda de prensa, Simeonefue entrevistado por FOX y se reafirmó en su respuesta sobre Torres y la razonó: “Siendo justo con mi pensamiento dije ‘no’ porque yo pienso en el equipo y la pregunta no es pensada en el equipo. Hay un grupo que no piensa en el equipo y sí en una persona… Y la diferencia conmigo es que pienso en el grupo”, respondió. Insistido sobre la continuidad de Fernando Torres, el técnico dijo : “Tendrá que decidir Fernando, el club y nosotros”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información