Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muguruza y Conchita vuelven a encontrarse

Tras el éxito de Wimbledon, Garbiñe reincorpora a la preparadora a su equipo para los próximos cuatro torneos. El vínculo comenzará en Doha, continuará en Dubái, Indian Wells y Miami, y puede ampliarse

Conchita y Muguruza posan antes de un entrenamiento en Doha.
Conchita y Muguruza posan antes de un entrenamiento en Doha.

Lo que bien funcionó, piensa Garbiñe Muguruza, bien merece una continuidad. Ahora que la número cuatro del mundo revuelve la cajonera en busca de estímulos, de herramientas que le permitan enderezar el mal arranque de curso y volver a rubricar otra temporada histórica como la del año pasado, espera encontrar en Conchita Martínez un buen acicate. Con ella, al lado de la aragonesa, se coronó el pasado mes de julio en Wimbledon, y con ella, la preparadora que le aportó la atmósfera zen que necesitaba durante esas tres semanas en Londres, confía en alzar el vuelo después de un inicio complicado.

Este viernes, desde Doha, Muguruza anunció novedades en su cuerpo técnico. “¡Mirad quién se une a mi equipo para los próximos torneos!”. Al tuit le acompañaba una fotografía en la que ella y la entrenadora posaban con una sonrisa de oreja a oreja, antes de una sesión de entrenamiento. Buen feeling, que al fin y al cabo es lo que necesita una fabulosa tenista a la que por encima de todo le hacen falta paz interior y buenas vibraciones, similares a las que le transmitió Martínez durante el grande británico.

De ahí la unión, el reencuentro. Ahora bien, de momento circunscrito a los próximos cuatro torneos: Doha (del 12 al 18 de febrero), Dubái, Indian Wells y Miami. De momento, porque si la fórmula continúa dando buenos resultados puede extenderse a lo largo de todo el año, según precisan desde el entorno de la jugadora. Eso sí, queda por ver cómo encaja Conchita en el cuerpo técnico actual, encabezado por el francés Sam Sumyk: dos estilos diferentes, dos formas completamente distintas de llevar las riendas.

“Estoy ilusionada porque Garbiñe [24 años] haya apostado por mí para unirme a su equipo. Volver a trabajar a su lado es muy gratificante”, valora la excapitana de los equipos de la Copa Davis y la Copa Federación. “Es una gran profesional y muy trabajadora, con unos niveles de intensidad y exigencia siempre altos, por lo que es un gran reto para mí esta nueva etapa junto a ella”, agrega Martínez, que en Catar dirigirá a la jugadora en solitario.

Luego, a partir de la cita de Dubái, se incorporará Sumyk, al que suplió durante la última edición del grande británico. Entonces, Muguruza ofreció su mejor imagen y elevó su segundo Grand Slam partir de una alianza que, entiende de nuevo, puede enriquecerla y aportarle un punto extra a su juego; una visión distinta, complementaria y con un formato diferente.

Intentará Garbiñe remontar el vuelo, porque el inicio de esta temporada no ha sido fácil. En sus dos primeras apariciones, en Brisbane y Sidney, la española —número uno durante un mes, del 7 de septiembre al 7 de octubre del curso pasado— tuvo que abandonar debido a unos problemas musculares que persistieron durante el Open de Australia. En Melbourne cedió en la segunda ronda, contra la 88 del mundo, pero las molestias han remitido y ahora está decidida a firmar otro ejercicio histórico.

Y para ello, Conchita parece ser un estímulo muy idóneo.

Más información