Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hsieh fulmina a Muguruza en Australia

Siempre a remolque, la española constata su mal arranque de temporada con una derrota (7-6 y 6-4, en 1h 59m) que le apea en la 2ª ronda del primer grande y la apea de la lucha por recuperar el número uno

Muguruza se refresca durante el partido contra Hsieh.
Muguruza se refresca durante el partido contra Hsieh. Getty

Pronto, demasiado pronto, Garbiñe Muguruza se despidió del público de Melbourne. La española cedió ante la china Su-Wei Hsieh (7-6 y 6-4, en 1h 59m) y enfiló la bocana de vestuarios como si un tráiler se la hubiese llevado por delante, cabizbaja, rumiando una derrota que constata su complicado comienzo de temporada, después de dos renuncias en Brisbane y Sidney, y otro tropiezo demasiado precipitado en el grande de Australia, donde se esfumó la posibilidad de recuperar el número uno que lució durante un mes en 2017.

Cada golpe de Hsieh fue como una cuchillada en el vientre. Al igual que la francesa Marion Bartoli, la china (32 años y 88 del mundo) percute siempre empuñando la raqueta a dos manos, ya sea con el revés o la derecha. Cada tiro suyo viene a ser una ruleta rusa, porque a su aspecto aparentemente liviano le acompaña una imprevisibilidad absoluta. La bola sale mansa de su raqueta, pero a la que gana un par de metros coge velocidad y rasea hasta la desesperación, castigando la riñonada de la rival constantemente.

"Al principio me ha costado entrar en el partido porque tiene un estilo de juego difícil. Hasta que no ha avanzado no me he encontrado cómoda", explicaba con calma la tres del mundo en la sala de conferencias, donde la observaba también su agente, el holandés Olivier Van Lindonk; "he fallado más bolas de lo normal, más de lo que debería, pero ella también tiene un juego muy extraño que te hace fallar y te confunde".

A Muguruza la sacó de quicio todo el rato, porque la española no está en este tramo inicial del año para derroches físicos. A sus molestias en el muslo derecho se añadieron las puñaladas constantes de la asiática, que después de un inicio desordenado (intercambio de breaks) se adueñó del partido. Abrió brecha (4-1), pero Garbiñe no volvió la cara y en una reacción muy loable se rebeló. Le molestaban los pies (ampollas), no encontraba la vía y Hsieh le exigía recorrer muchos metros, pero no se entregó.

Una resistencia loable hasta el final

El calor se había apoderado de Melbourne (picos de 39º este jueves) y las piernas le pesaban como dos yunques, y a pesar de todo respondió. Levantó un 4-1 adverso y fue ganando tono poco a poco, conteniendo la desconcertante propuesta de Hsieh. Esta revoloteaba por toda la pista como los insectos que se colaron en la central, sin desgastarse y sabedora de que la estancia en pista iba esta vez a su favor, porque Muguruza llegó a Australia con la musculatura entre alfileres y con dos abandonos en los dos eventos previos que jugó.

Como el año pasado, Garbiñe ha empezado la temporada con un cepo en los pies, mermada muscularmente

Hubo un momento de esperanza, pero muy fugaz, porque en el tie-break la superioridad de Shieh fue aplastante (7-1) y, en el fondo, un anticipo de lo que iba a ocurrir en el segundo set. Muguruza cedió una rotura tempranera y la cuesta se empinó considerablemente. Apretó los dientes y replicó otra vez con agallas, pero la china fue descascarillándola (43 errores no forzados, losa demasiado grande) hasta lograr la victoria; o sea, una derrota de Garbiñe que en el fondo, por mucho que se produjese en la segunda ronda, no sorprende.

Y no porque no le tenga cogida la medida al major australiano –los cuartos del curso pasado son su límite, con dos caídas en octavos, una en la tercera ronda y otra en la segunda en los ejercicios previos–, sino porque no ha comenzado el año bien. Ella misma lo retrataba después de su estreno, con una eufemística frase que tamizaba una realidad poco optimista: “No estoy al cien por cien”. Y también lo deslizó un poco más atrás, en la previa del torneo: “Mi tenis está bien, pero he jugado poco”. Al igual que el año pasado, Garbiñe ha empezado la temporada con un cepo en los pies, mermada muscularmente. Ahora solo queda mirar al frente y recuperar el vuelo.

RESULTADOS DEL JUEVES 18

CUADRO MASCULINO: Albert Ramos, 6-4, 6-2 y 7-6 a Tim Smyczek; Tomas Berdych, 6-3, 2-6, 6-2 y 6-3 a Guillermo García-López; Maximilian Marterer, 6-4, 4-6, 7-6, 3-6 y 6-3 a Fernando Verdasco; Roger Federer, 6-4, 6-4 y 7-6 a Jan-Lennard Struff; Novak Djokovic, 4-6, 6-3, 6-1 y 6-3 a GAal M;onfils Juan Martín del Potro, 6-4, 7-6, 6-7 y 6-4; Alexander Zverev, 6-1, 6-3, 4-6 y 6-3 a Gojowczyk; Dominic Thiem, 6-7, 3-6, 6-3, 6-2 y 6-3 a Denis Kudla; Fabio Fognini, 2-6, 6-3, 6-4 y 6-1 a Evgeny Donskoy; Julien Benneteau, 1-6, 7-6, 6-1 y 7-6 a David Goffin.

CUADRO FEMENINO: Barbora Strycova, 6-3 y 6-4 a Lara Arruabarrena; Simona Halep, doble 6-2 a Eugenie Bouchard; Karolina Pliskova, doble 6-1 a Beatriz Haddad Maia; Angelique Kerber, 6-4 y 6-1 a Dona Vekic; Maria Sharapova, 6-1 y 7-6 a Anastasija Sevastova; Agnieszka Radwanska, 2-6, 7-5 y 6-3 a Lesia Tsurenko; Caroline Garcia, 6-7, 6-2 y 8-6 a Marketa Vondrousova; Lucie Safarova, 6-2 y 6-4 a Sorana Cirstea.

Consulta el ORDEN DE JUEGO de toda la jornada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información