Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por DIEGO MANCERA

Chicharito se estanca en el banquillo

El West Ham gana 1-4 al Huddersfield y David Moyes vuelve a relegar al mexicano

Chicharito
Chicharito durante el partido contra el Huddersfield. AFP

Javier Chicharito Hernández está atascado en el West Ham. En el más reciente partido, los hammers consiguieron una holgada victoria 1-4 frente al Huddersfield. David Moyes dejó al mexicano sentado en el banquillo en la fecha 23 de la Premier League.

El West Ham United tenía dominado el partido gracias a la dupla al ataque del austriaco Marko Arnautovic y del argentino Manuel Lanzini, el primero con un gol y dos asistencias, el segundo con un doblete. Pese a tener el encuentro controlado, Moyes prefirió darle minutos a André Ayew y al irlandés Rice. Chicharito solo se dedicó a calentar bajo la mirada de Alex Ferguson, invitado en el estadio en West Yorkshire pese a que Moyes le restaba un cambio por hacer.

Durante la semana, la prensa británica resaltó la decisión del West Ham para escuchar ofertas por Hernández, un futbolista que llegó esta temporada para afianzarse con el puesto de centro delantero. Un turbulento inicio de temporada bajo los lineamientos de Slaven Bilic dejó al West Ham en el fondo de la tabla. El club de Londres contrató a David Moyes, quien ha sacado del pantano al equipo y lo mantiene a mitad de la clasificación.

"Es un jugador realmente bueno, su habilidad para finalizar las jugadas no le pide nada a la de los mejores", comentó Moyes en una entrevista a su club y sentenció que no planeaba vender a ningún futbolista. El discurso del director técnico dista con sus acciones en el campo donde al mexicano le ha reducido sus oportunidades en el ataque.

La relación entre Moyes y Chicharito no fue buena en el Manchester United. El entrenador prefería dejarlo como su cuarta opción en el ataque e incluso, cuando necesitaba un nueve, prefería echar mano de Marouane Fellaini, un mediocampista más alto que el nacido en Guadalajara. Esta campaña está por debajo de Andy Carroll, la promesa de gol que no ha podido ser, Ayew y de Arnautovic, el mejor fichaje del West Ham en la temporada.

Chicharito tiene hasta finales de enero para encontrar una oferta atractiva para salir cedido o que algún club le fiche. La inversión del club londinense, 16 millones de euros, busca ser recuperada. El mexicano se encuentra a la deriva en la crucial víspera antes del Mundial, como hace cuatro años en el Manchester United bajo el mando de Moyes.

Más información