Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liverpool convierte a Van Dijk en el defensa más caro del mundo

El club de Anfield ficha al central holandés del Southampton por 85 millones de euros, casi treinta más que los que pagó el Manchester City el pasado verano por el lateral Mendy

Van Dijk
Virgil van Dijk durante un partido del Southampton. AFP

Mientras Jose Mourinho clama porque el Manchester City ficha “laterales a precio de delanteros”, el Liverpool dispara el mercado con una adquisición que ilustra hasta que punto los precios se han disparado. El club de Anfield anunció un acuerdo con el Southampton por Virgil Van Dijk, un central holandés de 26 años por el que pagarán 85 millones de euros y que se convierte en el más caro del mundo. Hasta ahora la mayor cantidad que se había abonado por un zaguero fueron los 57,5 millones que desembolsó el pasado verano el Manchester City por el galo Benjamin Mendy para desesperación de Mourinho. En lo que respecta a centrales, John Stones se incorporó al equipo de Guardiola al inicio de la pasada campaña tras un acuerdo con el Everton por 55,6 millones de euros.

Van Dijk es un zaguero que apenas ha sido 16 veces internacional con la selección holandesa, que se ha quedado fuera del próximo Mundial, pero su cotización se ha disparado por su capacidad para adaptarse al juego de las Islas. Con 22 años llegó al Celtic en 2013 procedente del Groningen. Tras dos campañas salió en dirección al Southampton por 14,5 millones de euros. Hasta entonces no había debutado con su selección. Central alto, a apenas siete centímetros de los dos metros, muy efectivo en el juego aéreo, rápido para su talla y con una aseada salida de balón es la pieza que anhelaba Jurgen Klopp para apuntalar la zaga del Liverpool, sin duda la línea más criticada de un equipo exuberante en ataque.

El Southampton ya se había hecho a la idea hace meses de que su capitán iba a salir del equipo más pronto que tarde y ya no había disputado los tres últimos partidos del equipo. El pasado mes de julio el técnico Mauricio Pellegrino le había apartado de los entrenamientos hasta que no se resolviese su situación ante la avalancha de ofertas que manejaba el futbolista. Y todo tras sufrir una lesión de tobillo que le tuvo fuera de combate desde finales del pasado mes de enero. “No está en condiciones de entrenar porque quiere marcharse”, dijo el entrenador argentino. Llegó a presentar Van Dijk un transfer request, una petición oficial para salir, pero al final se quedó, aunque no pudo debutar hasta mediados de septiembre. Recuperó su mejor versión y las ofertas volvieron a cercar al Southampton, que lo pasaportó a Liverpool, un destino nada extraño: en los últimos tres años y medio el equipo del sur de Inglaterra ingresó 205 millones de euros procedentes de Anfield. En el verano de 2014 partieron Lambert (5,5 millones), Lovren (25,3), y Lallana (31); en el de 2015 se fue Clyne (17,7); al inicio de la pasada temporada se incorporó Sadio Mané (41,2) y ahora Van Dijk por 85.

Van Dijk se incorporará al Liverpool el 1 de enero. “No puedo esperar para ponerme la camiseta roja”, dijo el futbolista, que al menos en una fotografía difundida por el Liverpool posó con ella en sus manos. Llevará el numero 4 y podría debutar en partido de Copa el próximo día 5, nada menos que en un derbi frente al Everton.

El Manchester City gana en Newcastle y es líder con 15 puntos de ventaja

Guardiola y Benítez se abrazan antes del partido.
Guardiola y Benítez se abrazan antes del partido. Action Images via Reuters

Irresistible, el Manchester City sumó una nueva victoria (0-1) en su visita al Newcastle, la número 19 en veinte jornadas. Apenas un empate en la segunda jornada ante el Everton pone tacha a la campaña en la Premier League del equipo que dirige Pep Guardiola. Su triunfo en St. James’ Park fue escueto, logrado gracias a un gol de Sterling a la media hora de partido.

Era la primera vez que se enfrentaban en partido oficial Guardiola y Rafa Benítez y la liza derivó en monólogo. El Newcastle se fue al descanso tras manejar la pelota menos del 17% del tiempo de juego, persiguió sombras celestes durante muchos minutos, atrincherado en un 5-4-1, pero llegó vivo al final y pudo arañar el empate en alguna de sus postreras acometidas. No lo consiguió y se queda un punto por encima de los puestos de descenso, muy lejos del City, primer clasificado con 15 puntos de ventaja sobre el Manchester United, 16 sobre el Chelsea y 20 por encima del Liverpool.

El líder la Premier jugará de nuevo como visitante el día de fin de año, lo hará ante el Crystal Palace. El día 2 recibirá al Watford. Si no baja el ritmo podría proclamarse campeón a mediados de marzo.