Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla sigue al alza y acaba con un competitivo Deportivo

Tercera victoria consecutiva del cuadro andaluz, sostenido por Nolito y Krohn-Dehli

FOTO: Los jugadores del Sevilla celebran el triunfo ante el Deportivo. / VÍDEO: Declaraciones de los entrenadores tras el partido.

El Sevilla se mantiene al alza. Tercer triunfo consecutivo del conjunto andaluz, dedicado, sin duda, a Eduardo Berizzo, que poco antes del encuentro ante el Deportivo recibió el alta hospitalaria después de su operación por un cáncer de próstata. El Sevilla fue un equipo fiable frente a un buen Deportivo, que compitió con todos sus recursos y se mantuvo casi siempre vivo en el choque. Nervión sigue siendo un escenario de absolutas garantías para el Sevilla, quien dio la sensación de no tener que apretar mucho el acelerador para llevarse los tres puntos. Hubo, por supuesto, nombres propios en la victoria andaluza. Por ejemplo, los dos detalles de calidad de Nolito en los goles o la jerarquía de Pizarro en el juego defensivo de los andaluces. También, por supuesto, la decisión de Ernesto Marcucci de dar entrada a Krohn-Dehli, quien controló el juego desde su aparición en escena, anotando, además, el segundo gol.

Sevilla

4-3-3

Eduardo Berizzo

13

David Soria

18

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Escudero

12

Geis

25

Mercado

5

Clement Lenglet

22

Cambio Sale Krohn-Dehli

Franco Vázquez

10

Cambio Sale Jesús Navas

Banega

14

Guido Pizarro

9

1 goles Gol

Ben Yedder

24

Cambio Sale Joaquin Correa

Nolito

17

Sarabia

13

Rubén

3

F. Navarro

24

Schar

2

Juanfran

12

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Sidnei

15

Cambio Sale Emre Çolak

Adrián

17

Federico Valverde

20

Guilherme

9

Cambio Sale Carles Gil Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Fede Cartabia

22

Cambio Sale Florin Andone

Borges

7

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Lucas Pérez

Deportivo

4-4-2 (D.P.)

Cristobal Parralo

La irrupción del danés acabó con el intento del Deportivo, muy valiente, de conseguir el empate. Cristóbal se la jugó con la entrada de Andone por Borges y Marcucci respondió con Krohn-Dehli, quien ocupó a la perfección el espacio entre líneas para tranquilizar el juego del Sevilla, dar la pausa necesaria y, de paso, proporcionar algo de oxígeno a Banega. Además, anotó el segundo gol con la ayuda de Rubén, que se tragó su fuerte disparo desde fuera del área en recurso que sus compañeros deberían utilizar más.

El Deportivo compitió bien, pero acabó cayendo ante la lógica superioridad del Sevilla, quien sin ser brillante se llevó con justicia los tres puntos. Buena parte debido a ese gol al filo del descanso donde el Deportivo se vio sorprendido en un saque de banda, producto de la pillería y de la inteligencia de Escudero. Un tanto que le permitió al Sevilla encarar con calma la segunda mitad, con una suficiencia solo alterada por una parada de David Soria a Lucas. El resto lo resolvió Krohn-Dehli.

No se le puede poner ningún pero al primer tiempo que hizo el Deportivo. La Liga española depara partidos tan atractivos como el que se vivió en el Sánchez Pizjuán, con dos conjuntos aplicados en defensa y ataque, con jugadores rindiendo a un excelente nivel y buenos diseños tácticos desde el banquillo. El Deportivo presenta ciertos apuros en tareas defensivas, pero del centro del campo en adelante cuenta con argumentos suficientes como para poner en apuros al Sevilla en su estadio. Los de Marcucci tuvieron un inicio efervescente, marcado por la velocidad de Escudero, pero poco a poco se fueron ablandando ante la resistencia del Deportivo. La presión adelantada de los gallegos hacía daño, con lo que Banega y Vázquez apenas pudieron combinar. Vázquez había tenido una gran opción a los dos minutos y el Deportivo asustó en un remate de Adrián desde dentro del área que salió demasiado centrado. Ocurrió, sin embargo, que este juego conserva todavía la esencia del barrio, de la resistencia del más listo en los momentos decisivos. Con el tiempo prácticamente cumplido, el Sevilla se movió con presteza para convertir un ataque del Deportivo en gol en al área contraria. Un saque de banda rápido de Escudero, quizás algo más adelantado de donde salió el balón, un fantástico movimiento de Vázquez y una delicia de Nolito dejaron solo a Ben Yedder. La pillería y la calidad de la acción hicieron crujir el débil sistema defensivo del Deportivo, traducida en una acción con tintes de marcar claramente el desarrollo del partido.

La jugada marcó el partido. El Sevilla administró con cierta comodidad su ventaja en el marcador y encontró en Krohn-Dehli a su mejor argumento para ello. El danés jugó y marcó, al mismo tiempo que el Deportivo dejó de llegar al área andaluza a medida que acumulaba delanteros. Sin grandes sobresaltos, el Sevilla no necesitó su mejor versión para llevarse tres puntos importantes, que confirman su tendencia al alza y le ponen en muy buena posición en la zona alta de la clasificación de la Liga. En la Champions, el miércoles tiene un partido en Maribor decisivo, donde con un empate o incluso perdiendo, si el Liverpool le gana en casa al Spartak de Moscú, estará en los octavos de final de la máxima competición continental.

Más información