Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Igor Akinfeev deja su portería a cero tras 11 años sin lograrlo en Champions

El portero de la selección rusa y del CSKA Moscú llevaba una racha de 43 partidos consecutivos encajando goles en la máxima competición europea

Igor Akinfeev durante el partido ante el Benfica.
Igor Akinfeev durante el partido ante el Benfica. REUTERS

Dentro del mundo del fútbol hay muchos récords. Los hay buenos, los hay malos, los hay curiosos. El de Igor Akinfeev, portero del CSKA Moscú, es todo eso en simultáneo. Este miércoles en el partido disputado ante el Benfica, ha logrado romper su racha de 43 partidos consecutivos recibiendo goles en la Champions League, la serie negativa más larga en la historia de la competición.

Akinfeev, de 31 años, había cumplido 20 cuando dejó por última vez la portería del CSKA sin goles en la Champions. Fue en el 0-0 ante el Arsenal el 1 de noviembre de 2006 en el Emirates Stadium. Desde entonces, los dos únicos partidos de la fase de grupos en los que el club ruso no encajó goles fueron los únicos que Akinfeev no jugó, ya sea por lesión o por sanción. En todos los demás partidos, con él como titular, al CSKA le metieron al menos un gol.

La victoria de ayer, 2-0 ante el Benfica, el peor equipo este año en la competición europea, en el Grupo A de la Champions, significa el fin de la mala racha. Dice el refrán que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. El de Akinfeev duró 11 años y 21 días. "Por supuesto que lo felicitamos después del partido", dijo Víktor Goncharenk, el entrenador del CSKA.  "Todos los jugadores hicieron todo lo posible en la última parte del partido para cerrar los espacios y asegurarse de que Igor mantuviera el arco a cero".

A pesar de darle fin al récord negativo, Akinfeev sigue teniendo el peor registro de porteros con más partidos consecutivos recibiendo algún gol en la Champions. Detrás de sus 43 partidos, y muy lejano, está el holandés Ronald Waterreus con un periodo de 16 encuentros en la portería del PSV Eindhoven durante tres temporadas entre 1997 y el 2000. Le sigue el griego Antonis Nikopolidis con 15 en la portería del Panathinaikos entre 2004 y 2007. Y, apenas por debajo, el irlandés Shay Given con 14 juegos en su etapa en el Newcastle entre 1997 y 2003.

Además de ser titular indiscutido en el CSKA, Akinfeev es el capitán de la selección rusa. Lleva 13 años ininterrumpidamente defendiendo la portería de Rusia y será el anfitrión del próximo Mundial. Debutó en el equipo nacional con 18 años recién cumplidos en un amistoso ante Noruega de la mano del entrenador Georgi Yartsev. Desde entonces lleva disputados más de 100 partidos.

Para la Copa del Mundo aún faltan 200 días. Ya tendrá tiempo para soñar con levantar el trofeo delante de los suyos, en casa. Ahora su mente está puesta en el CSKA que ocupa la tercera posición del Grupo A de la Liga de Campeones, empatado a nueve puntos con el Basilea. El próximo 5 de diciembre será la última jornada de la fase de grupos y deberá enfrentarse al Manchester United de Mourinho en busca de la clasificación a los octavos de final. Entonces, dejar su arco a cero no será tanto una obligación como una necesidad.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información