Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El F2001 de Michael Schumacher, subastado por 7,5 millones

Es el precio más alto pagado por un bólido que compitió en la era moderna de la Fórmula 1

El chasis 211 del Ferrari con el que Schumacher se hizo con el mundial de F1
El chasis 211 del Ferrari con el que Schumacher se hizo con el mundial de F1

Sotheby´s redibujó este jueves la línea del arte contemporáneo, al sacar por primera vez a subasta el imponente bólido rojo con el que Michael Schumacher se proclamó campeón de Fórmula Uno en 2001. El coche más famoso del planeta era el número 55 en el lote de una noche en el que se ofreció el “Mao” de Andy Warhol. El martillo cayó tras casi ocho minutos de puja en los 6,7 millones de dólares, cifra que se eleva a 7,5 millones cuando se le suma la comisión. El nombre del comprador no se ha hecho público.

La temporada de 2001 está considera por los grandes apasionados de la Fórmula Uno como la edad dorada de la competición. Fue de las últimas en la que se pudo escuchar rugir los motores V-10 de tres litros, capaces de generar hasta 900 caballos de potencia y cerca de 19.000 revoluciones por minuto. El estruendo que retumbaba por las calles de Monte Carlo en cada curva que daba el F2001 era una verdadera sinfonía, que posiblemente no se vuelva a repetir.

El chasis subastado, el 211, llevó a Schumacher a la victoria precisamente en Mónaco. También lo utilizó antes en Barcelona y Monza en las pruebas de clasificación. Y lo volvió a pilotar en el Gran Premio de Hungría, donde tras cruzar la bandera de cuadros se hizo con el título de pilotos. Aún faltaban por disputarse cuatro carreras del campeonato. Ferrari se llevó ese año a Maranello su undécimo título de constructores.

El coche perfecto, conducido por el piloto perfecto. Schumacher logró siete campeonatos mundiales de Fórmula Uno. Se hizo con 91 victorias en las 301 grandes premios que disputó con esta máquina de precisión. No solo está considerado como el más exitoso en el mundo del motor, llegó a ser también el atleta mejor pagado. El F2001 que salió a subasta en Sotheby´s representa la carrera del piloto alemán y también el evento deportivo más glamuroso.

El precio final de la puja por el F2001, el más alto pagado por un bólido de la era moderna de la F1, supera cómodamente los 5,5 millones que se daban como referencia en el catálogo. Con esos 7,5 millones se podrían comprar una veintena de Ferrari 812 Superfast, que en marzo debutó en el salón del automóvil en Ginebra. Como indica el nombre del deportivo, acelera de 0 a 100 en solo 2,9 segundos, lo que le convierte en el modelo en producción más poderoso de la marca italiana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.