Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Sock gana en París y deja a Carreño sin Masters de Londres

El estadounidense se queda con la última plaza para la última gran cita del año, que arranca el próximo domingo

Masters 1000 Paris
Carreño, durante el Masters de París. EFE

Cuando Pablo Carreño cayó a las primeras de cambio en el Masters 1.000 de París supo que tenía que vivir pendiente de otros. El torneo fue poniéndose del lado del asturiano, apeando a rivales con opciones de obtener una plaza en el Masters de Londres, como Querrey, Tsonga, Del Potro, y, ya en semifinales, Isner. Pero cuando solo quedaba un partido para que cuadraran los números, la final del Masters 1.000 de París disputada este domingo, el billete a Ingalterra se esfumó.

La suerte de Carreño dependía de la suerte de Krajinovic desde que este ganara a Isner contra todo pronóstico en semifinales. El serbio, de 25 años, era el rival que hubiera tenido Nadal en cuartos si no se hubiera retirado; el tenista que, viniendo desde la previa, acabó convirtiéndose en la revelación absoluta del torneo. Nunca había disputado la final de un ATP y en París se plantó a las puertas del título de todo un Masters 1.000.

A punto estuvo de completar la proeza. Krajinovic ganó el primer set, pero acabó cediendo en tres mangas ante el estadounidense Jack Sock (5-7, 6-4 y 6-1). Otra de las sorpresas del torneo, el 22º del mundo sacó así el último billete que quedaba para la Copa de Maestros, que arranca el domingo. Su clasificación pone fin a la larga ausencia estadounidense en el torneo que junta a los ocho mejores del mundo. El último había sido Mardy Fish, en 2011. Le acompañarán en Londres: Nadal, Federer, Zverev, Thiem, Dimitrov y los recientemente clasificados en París: Cilic y Goffin. Una lista sin algunos ilustres, víctimas del extenuante calendario: Wawrinka, Murray y Djokovic se borraron de la carrera a Londres por lesión.

Carreño será el primer suplente y Del Potro, que cayó en París contra Isner en cuartos de final, el segundo. Por tanto, ahora el asturiano, que tras ser semifinalista en el US Open solo ha ganado un partido, de quien estará pendiente será de Nadal, cuya participación en Londres está en el aire por una lesión en la rodilla derecha.

“Es un gran compañero y amigo, que además ha hecho una gran temporada, y me gustaría que la culminara jugando el torneo”, aseguró el asturiano a Efe. Carreño dijo estar al tanto de la dolencia de Nadal y dio por buena su año, incluso si no acaba jugando la Copa de Maestros. “El objetivo no era llegar a Londres, me hubiera gustado ir de todas formas y acudir de suplente es un sueño”, indicó. “Cuando perdí en París no me esperaba llegar al domingo con posibilidades de clasificarme”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información