Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bartomeu: “Nadie puede apropiarse de nuestro escudo y nuestra bandera”

El presidente insiste en que el Barça seguirá jugando la Liga y manifiesta el apoyo del club a "las sociedades democráticas de Cataluña escogidas por sus ciudadanos"

Bartomeu, durante la Asamblea de Compromisarios.

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, se saltó el guión. El orden del día incluía una sola comparencia suya en la Asamblea de Compromisarios. Sin embargo, en medio del receso para almorzar, Mariano Rajoy anunció que aplicará el artículo 155 en Cataluña. Una nuevo escenario en Barcelona, un nuevo discurso del presidente del Barça. “Nuestro club siempre estuvo al costado del pueblo de Cataluña y de sus instituciones”, se arrancó.

“Ahora, reiteramos nuestro apoyo a las sociedades democráticas de Cataluña escogidas por sus ciudadanos”, añadió. Los socios compromisarios se pusieron de pie y aplaudieron el mensaje de Bartomeu. “Libertad”, cantó el Palau Blaugrana. Y prosiguió el presidente del Barcelona: “Queremos mostrar todo nuestro apoyo a los medios de comunicación públicos, pero cualquier manifestación debe ser cívica. Y más que nunca reiteramos nuestra apuesta por el diálogo y serenidad”, concluyó Bartomeu.

Una hora antes, en la comparecencia prevista en el programa, Bartomeu, quiso dejar claro el posicionamiento del club en el conflicto político en Cataluña, asumió la responsabilidad de jugar a puerta cerradas el partido del pasado 1 de octubre ante Las Palmas y sacó pecho por los resultados económicos del club en la temporada 2016-2017, mejorados en el presupuesto de la campaña 2017-2018. Fueron 20 minutos. No necesitó más para intentar fortalecer su imagen y para insistir en que el Barcelona desea seguir participando en LaLiga, independientemente de cómo se resuelva el contencioso político en Cataluña.

“Nadie puede apropiarse de nuestro escudo y bandera”, aclaró Bartomeu; “el Barcelona no será un instrumento manipulable para los intereses políticos, vengan de donde vengan”. El presidente no quiere que nadie dude del “compromiso del Barça con Cataluña”. “No se puede confundir la responsabilidad como presidente del Barça con la tibieza que algunos dicen”, aseguró. Y explicó las razones por las que el Barcelona colgó el tifo con las palabras Diàleg, Respecte i esport, acompañado del escudo del Barça, el pasado miércoles ante el Olympiacos. Una actuación insuficiente para las principales entidades soberanistas en Cataluña, Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, sobre todo después de que el club les prohibiera enseñar en el Camp Nou con una bandera que decía Freedom, con las caras de sus respectivos líderes Jordi Sánchez y Jordi Cuxart, que se encuentran encarcelados delito de sedición. “

Pedimos diálogo y respeto. Añadimos deporte, porque con su práctica podemos mejorar la convivencia entre las personas aquí y alrededor del mundo. Es inadmisible que haya personas encarceladas por sus ideas políticas en el siglo XXI. Pedimos y exigimos también respeto para el Barça, para la pluralidad de pensamientos de nuestros socios y que no sean manipulados por temas políticos”, resolvió Bartomeu.

“Defendemos y defenderemos los principios de la democracia, libertad de expresión y derecho a decidir, respetando la pluralidad de nuestra masa social. El Barça es más que un club, el Camp Nou es un espacio de concordia y respeto. Lo seguirá siendo. Hay que respetar a todos, mayorías, minorías, a los que piensan de una manera y a los que piensan de otra”, recordó. Y reveló que la decisión de jugar a puerta cerrada ante Las Palmas fue una decisión suya, “posiblemente la más difícil desde que es presidente del club”, aseguró. “Muchos socios pedían cancelar el partido por los hechos lamentables que sucedieron el 1 de octubre. Jugamos a puerta cerrada para que el mundo vea lo que está pasando en Catalunya”, insistió.

La idea del Barcelona es continuar en LaLiga. Así lo había manifestado la semana pasada el director ejecutivo del club, Oscar Grau, así lo refrendó Bartomeu ante los socios compromisarios. “La intención del club es seguir jugando LaLiga. Algo garantizado. La viabilidad de la Liga y del Barça pasa por continuar con nuestro vínculo”, aseguró. El área económica del Barcelona no contempla al club fuera de España. La salud financiera de la entidad azulgrana está ligada a permanecer en el fútbol español. No se entendería el presupuesto récord de 897 millones de euros para la campaña 2017-2018 si el Barça se queda fuera de la LaLiga.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información