Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andrés Iniesta renueva con el Barcelona de por vida

El club anuncia un acuerdo con el centrocampista, de 33 años, en el que el jugador podrá decidir su futuro al final de cada curso. "Mejor que aquí, en ningún sitio", resuelve

Andrés Iniesta durante un entrenamiento con el Barça.

Durante el último año, Andrés Iniesta, de 33 años, deslizaba que no tenía claro su futuro, que por primera vez en su carrera asumía sensaciones e impresiones que no había conocido antes porque era indispensable para el Barcelona. Ocurrió que con Luis Enrique perdió un poco de peso en el equipo –no en los partidos importantes pero sí en la acumulación de minutos- y entendía que no quería jugar solo los tramos finales de los partidos como revulsivo sino que pretendía seguir siendo el compositor de los últimos metros, el futbolista que salvaguardara el estilo azulgrana. Así ha sido con Ernesto Valverde en el banquillo y ahora llega su renovación con el Barcelona. “Club y jugador han llegado a un acuerdo de renovación del contrato de por vida”, reflejaba el comunicado oficial. O, lo que es lo mismo: Iniesta podrá decidir si sigue en el club al final de cada temporada. “Es algo que no tiene precio”, resolvió el de Fuentealbilla, “y es brutal e increíble el sentimiento de orgullo que siento”.

Iniesta llegó al Barça con 12 años y se irá cuando quiera. “Es de esos días en los que es una satisfacción ser culer y hace cosas tan positivas como la renovación de por vida de Andrés”, se arrancó el presidente Bartomeu; “es la primera vez en la historia del club que se hace un contrato para siempre, es un acuerdo excepcional. Andrés forma parte de esta era ganadora, de gran crecimiento del Barça y desde 2003 hasta ahora ha aportado el equilibrio. Los jugadores cambian, pero Andrés siempre ha estado”. Recogió el testigo el capitán. “Es un día que vuelve a ser muy especial por el hecho de seguir en mi casa, de poder seguir soñando con conseguir cosas importantes para mi club, el que me ha visto crecer y evolucionar”, expuso el 8, que a su lado tenía un maniquí con su camiseta y dorsal, también con un texto en el que se leía: ‘A. Iniesta per sempre’. “Agradezco que me den la oportunidad o la confianza de hacer este contrato, de seguir ilusionado. Y estaré aquí hasta que mi cuerpo y mente y todo lo que tenga que dar crea que es suficiente”. Situación, en cualquier caso, que no estirará como un chicle. “De por vida no quiere decir que voy a estar por estar. Ese no es mi pensamiento ni mi forma de actuar”, aclaró.

La comunicación de la prolongación del contrato llega en días turbulentos, ahora que se critica la decisión presidencial de jugar el domingo pasado a puerta cerrada ante Las Palmas por la situación social. “Teníamos claro que renovaría cuando quisiera”, explican desde el Barcelona; “es un jugador que se ha ganado la posibilidad de decidir su futuro”. Y eso ha hecho Iniesta, que se convertirá en un one-club man [futbolista que disputa toda su carrera en un mismo club]. “Mejor que aquí no puedo estar en ningún sitio”, convino.

Con Valverde en el banco, Iniesta ha recuperado la titularidad por decreto, lejos de las rotaciones impuestas por Luis Enrique. Y, sintiéndose importante, Iniesta ya tiene claro que solo quiere vestir de azulgrana. “Quería sumar, ser importante, tener trascendencia en el equipo. Ojalá sea por mucho tiempo”, expuso, al tiempo que negó saber qué hará cuando cuelgue las botas, por más que sí intuye que seguirá cerca del balón. “Mi presente es el fútbol y cuidarme para alargarlo lo máximo posible, aunque el tiempo corre en mi contra porque cuanto más tiempo pase antes me quitaré las botas”, reflexionó.

Se congratula el barcelonismo con la renovación de su guardián del estilo. “Siempre digo a los jóvenes que se fijen en él, no solo por su manera de jugar sino también por su manera de ser”, argumentó Bartomeu. “Me estaba dando un escalofrío al pensar que llegué con 12 años… Pero con esta decisión, el club me hace entender que confían en la humildad y honestidad de uno, en la persona”. Pero él quiere la pelota como siempre la quiso. “Detrás de esta renovación hay muchísimos años y sacrificios, por eso me llena de orgullo dar un paso más junto a mi club. Y desde ahora mi único pensamiento es disfrutar en el campo, estar bien. Espero una segunda juventud”. Y remató: “Vine para ser un gran deportista y una gran persona, y lo que valora la gente es por lo que he hecho y lo que transmito”. El Barça, también.

Un brazalete, 639 partidos y 30 títulos

Tras la marcha de Xavi, Iniesta recogió hace dos temporadas el brazalete de capitán del Barcelona gracias a los votos de sus compañeros. Un premio a una carrera en azulgrana que se resume en 639 partidos —queda por detrás del mismo Xavi (767) y por delante de Messi (594)— y 30 títulos, más que ningún otro junto a La Pulga: ocho Ligas, cuatro Champions, tres Mundiales de Clubes, cinco Copas, tres Supercopas de Europa y siete Supercopas de España.

Actualmente, Iniesta cumple su temporada número 16 con la camiseta azulgrana y suma 55 goles y 138 asistencias. Lo que nunca ha visto es una tarjeta roja.

Más información