Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doncic y Dragic, dos con licencia para todo

La defensa española ha estado a la altura. El problema ahora es que son dos problemas

Dragic, ante Letonia.
Dragic, ante Letonia. REUTERS

España tendrá dos problemas esenciales que se llaman Dragic y Doncic; y Eslovenia, otros dos con el mismo apellido, Gasol, en un partido que seguro no será de una anotación tan alta como el Eslovenia-Letonia del martes. El motivo no es otro que la defensa de España, mucho más consistente que la de Letonia.

La prueba va a ser más exigente para esa defensa española, hasta ahora exitosa cuando se ha enfrentado a equipos con un exterior especialmente bueno, caso de Bogdanovic el día de Croacia; de Osman, el de Turquía; o de Schröder, el de Alemania. El problema ahora es que son dos problemas. Doncic es mucho más generador de juego que Dragic, más terminal. Es difícil defender a los dos. Gastan muchísimos tiros y tienen licencia para todo. El defensor ideal para Dragic es Sastre. San Emeterio puede tener problemas porque Dragic es demasiado vertical, aunque también Dragic va a sufrir con la intimidación de Pau cerca de canasta. Me imagino que Ricky defenderá a Doncic. Poner a Juancho con Dragic puede ser otra opción. En la Liga española no suele darse el problema de defender a dos pequeños con estas características. Doncic asume menos protagonismo en el Madrid porque los jugadores que tiene alrededor allí tienen más peso en el juego que los de Eslovenia.

La gran diferencia está en el juego interior. Eslovenia va a sufrir muchísimo defendiendo a Pau y Marc. Cuenta con un jugador interior con un físico importante para darle problemas a Pau que es Vidmar, pero tiene tendencia a cometer muchas faltas porque es muy agresivo. Ellos no pueden defender adecuadamente a Marc y Pau, que marcan la diferencia en el campeonato y van a marcarla especialmente contra Eslovenia. Los rivales se centran sobre todo en ellos, intentado anticipar para que no reciban. Y una vez que reciben, permanecen muy cerrados para restarles espacios. Cuando el juego exterior español consigue castigar esa defensa, esa táctica no da tanto resultado.

El seleccionador, el serbio Igor Kokoskov, lleva muchos años en Estados Unidos. Llama la atención su propuesta en el juego ofensivo. Mueven muy bien el balón, con un juego sencillo, pero dando protagonismo a los jugadores buenos que tiene. Prelepic es otro jugador que está aportando en ataque, pero en base a lo que generan Dragic y Doncic, igual que Vidmar. Es un pívot que no tiene poste bajo, pero muy bueno en continuaciones de pick and roll con Dragic y sobre todo con Doncic. Randolph va a tirar mucho de fuera. Intentará crearle problemas a Marc abriendo el campo. Está por ver su acierto en el tiro exterior. A menudo ha venido jugando de cinco, una posición en la que sufrirá muchísimo ante los pívots españoles.