Federer sufre en la primera ronda del US Open frente al número 70 de la ATP

El suizo supera en cinco sets al estadounidense Frances Tiafoe

Roger Federer durante el partido de anoche contra Tiafoe.
Roger Federer durante el partido de anoche contra Tiafoe.Geoff Burke (USA Today Sports)

Roger Federer, el número 3 del mundo, se las vio y se las deseó para pasar a la segunda ronda del US Open ante el estadounidense Frances Tiafoe, un rival inesperadamente escurridizo que solo le concedió la victoria después de cinco sets, 2 horas y 37 minutos de partido y un marcador que acabó 4-6, 6-2, 6-1, 1-6, 6-4 a favor del suizo.

Más información
Nadal se enmienda ante Lajovic
Nueva York sí quiere a Sharapova
Muguruza desborda a Lepchenko

Fue una batalla de la veteranía contra la juventud, del maestro de la dosificación de la energía contra un toro bravo impulsivo e irregular, apuntando maneras de gran tenista pero también errando una y otra vez. Tiafoe, a sus 19 años, se enfrentaba a Federer por segunda vez este año y en el mismo país. Primero fue Miami, donde le arañó un tie break en el primer set pero luego sucumbió sin paliativos. En Nueva York demostró que aprende rápido y bien a estudiar el juego y la psicología de sus rivales, sean de la talla que sean.

Se llevó el primer set con la energía del que juega a la desesperada y aprovechó que Federer se reencontraba con el Arthur Ashe después de un año de ausencia y con la precisión algo oxidada en los primeros momentos: el suizo perdió los primeros dos juegos y tuvo 18 errores no forzados en ese primer 4-6. La balanza se fue volteando en un segundo set de bolas largas para lucimiento de ambos, aunque generalmente rematadas por Federer, y desembocó en un tercer set en el que el 3 vapuleó al 70 y el público sintió que por fin estaba viendo lo que los pronósticos marcaban.

El giro de guion llegó con el cuarto set, donde el vapuleo fue a la inversa y Tiafoe recuperó su brío cuando lo esperado era una claudicación, ganando dos juegos en blanco a Federer y, de paso, llevándose por primera vez el cariño de una audiencia que hasta entonces se había dedicado a celebrar sus fallos.

El partido llegaba así a su quinto set con una tensión y un nivel dignos de rondas posteriores. Federer, aunque se quejó de la espalda, hizo gala del oficio que le ha granjeado sus 19 trofeos de Grand Slam y demostró que quiere redondear la cifra, pero Tiafoe se perfiló como gran promesa y le cambio el paso con un break inesperado que extendió la narrativa del partido hasta el último minuto.

"Cuando todas las piezas de Tiafoe se conectan, es un gran jugador", dijo el siempre magnánimo Federer al celebrar su triunfo, que le pone en la segunda ronda a la espera del vencedor del partido entre el eslovaco Blas Kavicic y el ruso Mikhail Youzhny. Y, al contrario que Nadal, alabó la ingeniería del techo del recinto, que permitió que su partido no se cancelara con la lluvia y multiplicó el rugir de los presentes.

Sí se cancelaron todos los encuentros que no estaban programados en el espacio principal y, así, la segunda jornada se quedó notablemente mermada. El tenis español se redujo a la previsible aunque también sudada victoria de Rafael Nadal frente al serbio Dusan Lajovic por 7-6, 6-2 y 6-2, después de 2h 16min, y con la baja de Lara Arruabarrena, que cayó ante la letona Jelena Ostapenko por 6-2, 1-6, 6-1.

La jornada del miércoles, eso sí, será decisiva para la armada española pues, si no hay cancelaciones, Feliciano López jugará contra el ruso Andrey Kuznetsov, Fernando Verdasco contra el canadiense Vasek Pospisil, Pablo Carreño se las verá con el británico Cameron Norrie y Roberto Bautista con el italiano Andreas Seppi. Garbiñe Muguruza jugará contra la china Ying-Ying Duan y Carla Suárez jugará contra la croata Mijana Lucia-Baroni. Además, Adrián Menéndez-Maceiras disputará el partido con el estadounidense Patrick Kypson, Albert Ramos-Vinolas con el francés Nicolás Mahut y Sara Sorribes con la japonesa Kurumi Nara.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS