Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más lenta, pero igual de fuerte, Dafne Schippers vuelve a ganar los 200m

Como en los 100m, quedó segunda por una diferencia mínima la africana Marie Josée Ta Lou

Hace dos años, Dafne Schippers, una velocista holandesa de 25 años, ganó su primer oro mundial de 200m derrotando ella sola a todo el poder jamaicano representado en la Elaine Thompson que al año siguiente arrasaría en los Juegos de Río y a la veterana Veronica Campbell Brown. Para vencerlas necesitó una magnífica marca de 21,63s. En la final de Londres que cerraba la noche del viernes, la holandesa, que ha cambiado de entrenador pero no de forma de correr, pura potencia que tarda en ponerse en marcha pero cuando lo hace arrasa, repitió victoria, pero le bastó con un tiempo cuatro décimas peor (22,05s) para superar a las rivales, entre las que no había jamaicanas, signo de los tiempos y de Londres, como el descenso de las marcas en velocidad.

Quedó segunda la atleta de Costa de Marfil Marie Josée Ta Lou, que estaba feliz por la medalla y porque había batido su récord nacional. Otras en su lugar se habrían lamentado. El domingo pasado, Ta Lou corrió magníficamente la final de 100m pero cayó derrotada sobre la línea por la norteamericana Torie Bowie, que se lanzó con la cabeza por delante y la superó por una centésima. Después de un magnífico duelo, solo cedió ante la holandesa en los últimos metros. En esta ocasión perdió la victoria por tres centésimas. Tampoco se quejó de su sino la tercera clasificada, la bahameña Shaunae Miller. Nunca se quejará. “¿Quién soy yo para interpretar los designios de Dios?”, dijo el miércoles tras sufrir una pájara tremenda, una invasión de láctico letal, a 30 metros de conseguir la victoria en los 400m. “Lo que Dios decida para mí siempre estará bien”.