Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La estremecedora lesión de Mattek-Sands

La estadounidense se rompe la rodilla en una subida a la red y tarda un cuarto de hora en ser evacuada. Su rival, Cirstea, critica el retraso en la asistencia médica: "¿Y si hubiese sido un problema cardiaco?"

Mattek Sands
Bethanie Mattek-Sands es atendida por los médicos tras su lesión en la rodilla. AFP

Primero, la sustancia de la historia. La protagonista: Bethanie Mattek-Sands, una estadounidense reconocida sobre todo por su pericia en la modalidad de dobles. El marco: pista 17 del All England Tennis Club, escenario del pulso entre la norteamericana y la rumana Sorana Cirstea, rival de Garbiñe Muguruza en la tercera ronda. Y el hecho: en una subida a la red, después de restar, Mattek-Sands acude a por la pelota y antes del impacto se trastabilla porque su rodilla derecha se quiebra. A partir de ahí, dolor, mucho dolor. Gritos estremecedores y la congoja del público.

Help me, please! Heeeelp me, pleaaaase!”, repite una y otra vez. Cirstea cavila al principio, pero enseguida salta la red para auxiliarle, pero se bloquea ante el sufrimiento de su compañera. "Me dio pánico. Nunca había visto una lesión así antes, su rodilla estaba realmente en un estado horrible. Es algo que sólo ves en las películas", comentó la 63 del mundo; "pedí ayuda, pero nadie venía, así que traté de ayudarle en la medida de lo posible, porque al verla tú también sientes el dolor, ¿sabes?".

"Me decía: Sorana, ayúdame. Sorana ayúdame", continuó relatando la rumana. "Y yo le decía: estoy aquí, estoy aquí. Estaba yo y enseguida bajaron su marido y mi fisioterapeuta, pero costó mucho que llegase la camilla; no sé cuánto, pero diría que 10 o 15 minutos, mucho tiempo".

Además de la gravedad de la lesión, de las imágenes sobrecogedoras de la tenista retorciéndose sobre la hierba, se cuestiona ahora la tardanza en la asistencia. "Quizá deberíamos ver el vídeo, todo el vídeo, para analizar qué ocurrió", afirmó Cirstea, a la que se le insistió sobre el tema. "Todo fue muy rápido, no quiero decir nada. El que quiera comprobarlo, que vea el vídeo y calcule el tiempo que se tardó", explicó.

"Para mí fue mucho tiempo. En otros deportes como el fútbol si ocurre algo así la asistencia es inmediata. En mi opinión, creo que estuvo demasiado tiempo tendida sobre el césped. ¿Y qué hubiese ocurrido si se hubiera tratado de un problema cardiaco? Una se hace esas preguntas", remató Cirstea, que avanzó de ronda (4-6, 7-6 hasta el instante de la lesión) y mañana se medirá con Muguruza por una plaza en los octavos del grande británico.

Desde Wimbledon se defendió la actuación a través de su cuenta oficial de Twitter: "La primera reacción se produjo en un minuto, por parte de un auxiliar médico cualificado. Se mantuvo a la jugadora en la pista mientras se le dio calmante. Luego fue trasladada de emergencia a un hospital".

Más información