Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Manchester United acelera por Morata

Mourinho quiere empezar este domingo la pretemporada con el delantero español, que puede cerrar un traspaso récord

Morata saluda a la afición del Bernabéu durante las celebraciones de la Champions. Ampliar foto
Morata saluda a la afición del Bernabéu durante las celebraciones de la Champions. Getty

El Manchester United ha acelerado los trámites para cerrar el fichaje de Álvaro Morata, con el que llegó a un acuerdo a mediados de junio. José Mourinho, técnico del equipo inglés, quiere contar con el delantero español este domingo cuando arranque la pretemporada y antes de volar a Estados Unidos donde, igual que el Real Madrid, hará una gira. El primer amistoso veraniego de los blancos será, precisamente, contra el Manchester de Mourinho el domingo 23 (23.00). Unas semanas después (8 de agosto) se volverán a ver las caras en Skopje, esta vez para la Supercopa de Europa.

El United y el jugador ya habían alcanzado un acuerdo el pasado 10 de junio (por el que Morata vestiría de rojo las próximas cuatro temporadas a razón de 12 millones de euros al año) y la intención del delantero español, de 24 años, era que los clubes cerraran las negociaciones antes de su boda y de sus vacaciones. No fue así, pero en el Madrid aseguraban ayer que el Manchester ha dado un empujón y calculan cerrar la operación antes del fin de semana para que Morata no tenga que incorporarse el lunes —fecha fijada por Zidane para la vuelta— en Valdebebas y sí hacerlo en Manchester con su nuevo equipo.

El fichaje puede cerrarse en un precio cercano a los 80 millones, lo que convertiría a Morata en el traspaso español más caro de la historia (Fernando Torres dejó el Liverpool por el Chelsea por 58,8 millones) y también en el canterano más caro que haya vendido el Madrid.

Mourinho, que hizo debutar a Morata con el primer equipo del Madrid en diciembre de 2010 (contra el Zaragoza), ha estado llamando al punta español varias veces para convencerle de que se fuera a la Premier. También se interesaron por él el Milan, la Juve y el Chelsea. Finalmente, el proyecto del United es el que más sedujo a Morata. Su salida supondrá la desvinculación definitiva del punta madrileño con el Madrid, que lo recompró el pasado verano a la Juve por unos 30 millones de euros.

Morata acortó las vacaciones para empezar a trabajar cuanto antes con Zidane y suplir la baja de Cristiano Ronaldo, que estaba recuperándose de la lesión de rodilla. Un año después, entiende que no se cumplieron las promesas que le hicieron a principio del pasado verano, cuando le aseguraron que, en caso de lesiones de Bale o de Benzema, tendría más protagonismo.

En el plan de rotaciones impulsado por Zidane, Morata jugó 43 partidos y disputó 1.872 minutos. Su media goleadora (un tanto cada 94) fue la mejor de los atacantes de la plantilla (Bale un tanto cada 215 minutos, Benzema uno cada 170 y Cristiano uno cada 98), pero eso no le sirvió para jugar más de 18 partidos como titular. En el clásico y en el derbi de la primera vuelta estaba lesionado; en los de la segunda no jugó ni un minuto. Sus apariciones en la Champions a partir de los octavos de final se cerraron con 25 minutos. Insuficientes para él, que quiere más protagonismo, minutos, continuidad para demostrar que vale tanto como los demás y sentirse indiscutible. Por eso ha decidido marcharse aunque deje a un equipo joven (25,7 años de media de edad), ganador y con una plantilla que mezcla talento y veteranía y capaz de abrir un ciclo.

“Me gustaría jugar como cualquier futbolista y trabajador. Siempre quiero aportar, salir, jugar y marcar y hay veces que no se puede”, decía en Granada, a principios de mayo, cuando le preguntaban por su futuro. Finalmente, ha decidido volver a buscar fortuna fuera.

Más información