Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fallo arbitral que puede dejar a Boca sin título de liga en Argentina

El juez Darío Herrera señala en el último minuto el penal que da el empate a Huracán

Darío Herrera cobra una falta para Boca. Ampliar foto
Darío Herrera cobra una falta para Boca. AFP

Corría enero cuando la partida de Carlos Tevez a China era sólo un mal recuerdo para los hinchas de Boca. La liga local, que lo tenía puntero, solo, y con una diferencia de once puntos sobre el clásico rival, River Plate aparecía como consuelo. En suma, el propio Gallardo asumía que su equipo apuntaría sus cañones a la copa Libertadores. Sin embargo, las cosas se complicaron un poco para los de Barros Schelotto, sobre todo luego de perder el Superclásico en La Bombonera, al punto que el equipo llegó este domingo a la cancha de Huracán con la presión de llevarse los tres puntos. En caso contrario, el millonario podía respirarle en la nuca. El primer tiempo comenzó trabado y fue el local el que se hizo con la pelota y generó las opciones más claras de gol. Pero Boca es Boca y supo presionar a tiempo con el peso de su historia.

Darío Benedetto ganó a lo guapo una pelota que a la defensa local le quemaba tras una salida de su portero. Con una gran jugada personal, el exAmérica estampó el 1 a 0 en la única chance que había tenido hasta el momento y el pueblo boquense respiró aliviado. Era cuestión de mantener la ventaja hasta que terminara el partido. Enfrente estaba uno de los equipos más débiles del certamen, que cosechó apenas 25 puntos y marcha en la posición 24. Pero aparecieron los mismos fantasmas que sobrevolaron en los partidos anteriores, en los que Boca apenas cosechó 10 puntos de 21 en juego. Pussetto y Romero Gamarra ganaban las espaldas de los laterales, Jonathan Silva y Gino Peruzzi, y Briasco permaneció a la pesca de algún centro que lo saque de perdedor.

El objetivo estaba en la mano cuando una pelota cayó en el área auriazul y fue capturada por el rolfi Montenegro, recién ingresado en Huracán. El exRiver se llevó la pelota con la cabeza y cuando pisó el área chica se cruzó con el arquero Rossi y cayó al suelo. El árbitro Darío Herrera no dudó y señaló el punto de penal. Todo Boca estalló en la tarde de Parque Patricios y entre insultos, fue expulsado Guillermo Barros Schelotto, por excederse en la protesta. Quedaban 30 segundos y el mellizo dio la espalda al campo cuando Romero Gamarra estampó el empate y el final del partido. Luego, más calmo, el entrenador reconoció a la prensa: “Estaba lejos y no pude verlo. No la vi. No sé si fue penal o no. En el vestuario no tenemos televisor”.

El mellizo también dijo que sienten “dolor” por el empate y al ser consultado sobre el acecho de River, respondió que “hoy tenemos una ventaja y hay que ver si los de atrás se acercan o no, mañana o en los partidos que deben”. Recién ahí se sabrá si Boca resiste la punta hasta el final o si la liga concluirá de la misma forma que el partido ante Huracán, con un puñal en el último aliento.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información