Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FIFA sanciona a Messi con cuatro partidos en su tortuoso camino al Mundial

El 10 argentino podría disputar solamente el último partido de eliminatorias frente a Ecuador, en Quito, en octubre de este año

Messi, al final del partido contra Chile, cuando insultó al juez de línea. AFP / ATLAS

“La concha de tu madre” es uno de los insultos argentinos más conocidos. Eso fue lo que Leo Messi le dijo a Emerson Augusto do Carvalho, uno de los jueces de línea del partido contra Chile en el Monumental (1-0). El árbitro brasileño, consultado por la Comisión Disciplinaria de la FIFA, aseguró que no había comprendido el agravio. Messi insultó al colegiado más de una vez: al final de la primera mitad, cuando estaba acabando el partido y, por último, antes de irse a los vestuarios, con el triunfo consumado. Y la FIFA actuó de oficio y lo sancionó con cuatro partidos (incluido el de la noche de este martes en Bolivia) en las eliminatorias sudamericanas. Así, el 10 se perderá los duelos contra Uruguay (31 de agosto), Venezuela (5 de septiembre) y Perú (5 de octubre), y solo podrá disputar el último encuentro de la clasificación a Rusia 2018, en Quito ante Ecuador (10 de octubre). Sin él, Argentina ha logrado el 33% de los puntos en juego.

Medios argentinos y chilenos habían publicado los vídeos que dejaban en evidencia al jugador. Eso había sido todo hasta el lunes. La FIFA envió ese día una carta a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para informarle de que la conducta de Messi no había sido “advertida por los oficiales del partido” y que la Comisión Disciplinaria tenía “la competencia de sancionar las faltas graves”. Por eso, el máximo ente del fútbol mundial,avisó de que habían abierto un procedimiento disciplinario contra el futbolista. En la Albiceleste dieron por hecho, desde ese momento, que Messi, quien en enero no acudió a los premios The Best que celebró la organización dirigida por Gianni Infantino, sería sancionado. Y así fue. La decisión le impidió ya jugar ante Bolivia.

La FIFA comunicó que el delantero del Barça violó el artículo 57 del Código Disciplinario por insultar directamente a un árbitro. La sanción es la que ha utilizado en los últimos casos similares. En la Copa América 2015, Neymar recibió el mismo castigo de oficio por insultar a un colegiado. El chileno Jara fue sancionado con tres por meterle un dedo en el trasero al uruguayo Cavani. En la Liga española, Mascherano fue sancionado con dos partidos por insultar del mismo modo que Messi a un asistente durante un Barcelona-Eibar en octubre de 2015.

Messi ha visto una sola tarjeta roja en su carrera. Fue en su debut en la absoluta argentina, en 2005, cuando lo expulsaron a los 47 segundos frente a Hungría por intentar soltarse del agarrón de un rival y le golpeó la cara.

El episodio apenas tiene precedentes. El colegiado brasileño no distinguió el insulto, y la FIFA actuó de oficio tras observar las imágenes televisivas. La demora en el procedimiento encontró a Messi al mediodía en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), listo para despegar hacia La Paz. De haber conocido la sanción de antemano, podría haber regresado a entrenarse bajo las órdenes de Luis Enrique y evitado el desgaste del viaje hacia los 3.600 metros de altura de la ciudad boliviana. El equipo tardó cuatro horas en llegar desde Buenos Aires hasta el hotel de Santa Cruz, y no recibió la noticia hasta instantes antes de despegar hacia La Paz.

Guerra contra la AFA

Desde la AFA, aclaran que no presumen nada, pero consideran que, además de “la dureza” de la sanción, que apelarán ante el TAS, el fallo es “inédito”. La relación con la FIFA cambió rotundamente en 2014, desde la muerte de Julio Grondona, que presidía la AFA. Grondona era también vicepresidente primero de la FIFA y lideraba su Comisión de Finanzas. Sin él, los problemas organizativos de la AFA se extendieron por todos sus rincones y la FIFA colocó una Comisión Normalizadora al frente del organismo.

Tras ello, y en vísperas de las elecciones para elegir, finalmente, un presidente, la AFA modificó su estatuto, que determinaba que los candidatos debían ser aprobados por la Conmebol, que era lo mismo que decir por la FIFA. A partir de febrero, los dirigentes propusieron al Colegio Público de Abogados de Argentina velar por la idoneidad de los aspirantes a la presidencia de la AFA. La FIFA amenazó con sancionarla, pero el asunto quedó, de momento, congelado. El que casi no podrá ayudar más a su selección rumbo a Rusia será Messi.

Más información