_
_
_
_
_

Los árbitros mexicanos consiguen la revisión de sanciones a dos jugadores que los agredieron

Los colegiados consiguen un avance en sus exigencias, pero la liga y la copa se mantienen en vilo

Enrique Triverio, uno de los dos futbolistas que agredieron a los colegiados mexicanos
Enrique Triverio, uno de los dos futbolistas que agredieron a los colegiados mexicanosA. Guerra Baz (Cuartoscuro)

Este fin de semana no hubo fútbol en México. Los árbitros entumecieron la décima fecha de la primera división mexicana bajo una consigna: el cumplimiento del reglamento de sanciones a dos jugadores que violentaron a un par de silbantes. Esta tarde, la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) ha cedido y aceptó la apelación del gremio arbitral para revisar las tibias multas a los jugadores, aunque no han anunciado si se jugarán los cuartos de final de la copa ni la undécima jornada.

"La Comisión de Apelaciones se reunirá, analizará las pruebas presentadas y determinará lo conducente en el caso", se lee en un comunicado de prensa de la Femexfut. La Asociación Mexicana de Árbitros buscaba la oportunidad para volver a juzgar las acciones en las que, de acuerdo con ellos, se le ha faltado respeto a su profesión.

El viernes pasado los dirigentes del fútbol mexicano, encabezados por Decio de María, anunció que un cabezazo de Pablo Aguilar a Fernando Hernández y un empujón de Enrique Triverio al juez Miguel Ángel Flores no fueron hechos de agresión, sino un intento. Ambos fueron multados con 10 y ocho partidos de suspensión, respectivamente. Sin embargo, el reglamento de sanciones de la liga especifica que las agresiones a los réferis representan un año de suspensión.

La tarde de este sábado se reunieron algunos dueños y representantes de los clubes mexicanos en la Federación, entre ellos el vicepresidente del Toluca, Francisco Suinaga, y Yon de Luisa del América. Ninguno dio declaraciones a la prensa. Pero antes de la reunión, el dueño del Atlas y de Monarcas Morelia, Ricardo Salinas Pliego, recriminó a los futbolistas y árbitros. "Mal por los futbolistas que agreden; mal por los árbitros que amedrentan. La afición depositó su confianza en ambos, y hoy la tracionan".

En el medio del campeonato se habla de la dimisión de Héctor González Iñárritu, quien preside la Comisión de Árbitros desde agosto de 2015, antes fue vicepresidente del América (1999-2004) y en 2010 se hizo cargo de todas las selecciones de México. El directivo no respaldó a su gremio durante las sanciones a Triverio y Aguilar.

El delantero argentino, Enrique Triverio, aceptó su error con el juez Miguel Ángel Flores a través de su cuenta de Twitter. "Quiero pedir disculpas en público a mis compañeros, cuerpo técnico en especial, colegas y a todas las personas ligadas al fútbol mexicano (...) En ningún momento busqué lesionarlo, lastimarlo, patearlo, pellizcarlo", se lee en el mensaje.

Durante el paro de los colegiados mexicanos surgió la posibilidad de que los responsables del fútbol local contrataran a unos del extranjero, en especial los que trabajan para la Concacaf. "Es posible si los árbitros foráneos quieren", mencionó Gilberto Alcalá, un exárbitro, en entrevista con EL PAÍS. No obstante,la Asociación Profesional de Árbitros de Fútbol en Estados Unidos y Canadá respaldaron a sus colegas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Diego Mancera
Es coordinador de las portadas web de la edición América en EL PAÍS. También se encarga de informar de historias deportivas de México. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_