Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los eSports irrumpen en la televisión

Movistar introduce las competiciones de videojuegos en España con la creación de un canal temático y presenta un club con varios equipos profesionales

Movistar eSports
El presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez y el managing director de ESL España, Manuel Moreno.

Alrededor de 35 millones de personas encendieron sus dispositivos entre el 4 y el 6 marzo de 2016 para seguir en streaming el Intel Extreme Masters que se disputaba en Polonia. Al estadio de Spodek Arena de la ciudad de Katowice, donde tenía lugar la competición, se acercaron 113.000 personas durante los tres días que duró el evento. De por medio no había estrellas de fútbol ni de baloncesto. Tampoco la Superbowl. El centro de todas las miradas era un grupo de jóvenes sentados frente a unos monitores. Lo que se estaba disputando en Polonia eran las finales de un evento de eSports, las competiciones de videojuegos que crecen en audiencia e ingresos a pasos agigantados mientras la pregunta sobre si son un deporte o no sigue siendo el gran tema de debate.

Lo que no se discute es que son un fenómeno social cuyo techo es incalculable. De eso se han dado cuenta, entre muchos otros, las grandes teleoperadoras, que se han subido al carro de una industria que en 2016 facturó cerca de 900 millones de dólares (854,3 millones de euros) . Tras Vodafone y Orange, Telefónica ha irrumpido de lleno en el mundo de los eSports. La apuesta es de tal dimensión que las competiciones de videojuegos saltan a la plataforma televisiva Movistar+ con un canal propio, el Movistar eSports. Establecido en dial 29, en él se ofrecerán las grandes citas como ESL One, ESL Intel Extreme, ESL Masters Series. Tendrá también un informativo y dos horas de contenidos exclusivos a la semana, además de 25 horas en directo en cada uno de los 13 torneos previstos para este año así como 50 horas de previa y otras 250 para competiciones nacionales.

La apuesta no se queda ahí. Además de contar con un canal propio, los eSports irrumpen en otros canales de Movistar+. Las competiciones de videojuegos tendrán franjas específicas de contenido en Movistar Deportes 1 y 2, Movistar Stadium emitirá un magazine semanal y el informativo diario del canal #0 reservará un espacio para la actualidad y las noticias del mundo de este deporte.

En esa idea se ha insistido especialmente desde Movistar durante la presentación de su proyecto el martes en Madrid: los eSports son un deporte. No se ha cansado de repetirlo Carlos Martínez, su director de Deportes, en un acto que se presentaba con el lema "El nuevo deporte" y en el que ha estado presente Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España. "Llega un nuevo deporte. No recuerdo una competición que hubiera generado tanta expectación como esta. ¡Es un deporte!", así abrió el acto Carlos Martínez, que abundó en la idea: "Tenemos competidores, competiciones, entrenadores, masa social. Vamos a hablar de deporte. Hemos sido la casa del fútbol y queremos ser la casa de los eSports". 

Salarios y audiencias millonarias

La entrada de Telefónica en este sector llega de la mano de ESL, la compañía de eSports más grande y antigua del mundo, con la que ha llegado a un acuerdo para impulsar los eSports en España. "Estamos aquí para hacer algo grande", anunciaba Gilpérez. "Tenemos las condiciones para hacer algo diferente. Tenemos conectividad, habilidades y un espacio por delante para conquistar el mundo de los eSports. Estamos ante el nuevo deporte", agregó el presidente de Telefónica.

Además del acuerdo con ESL y la introducción de contenido en televisión, Movistar presentó su propio club de eSports, Movistar Riders, formado por varios equipos profesionales de videojuegos. Con director deportivo y mánager general, tendrá la estructura propia de un club deportivo profesional y un espacio físico, el Movistar Gaming Center, donde se entrenarán los equipos de Overwatch, Hearthstone, Counter Strike: Global Offensive, Call Of Duty y League Of Legends.

En algunos de estos videojuegos las cifras económicas y de audiencias están a la par de algunas de las competiciones deportivas más importantes. El coreano Faker es el jugador más aclamado de videojuego League of Legends y tiene un contrato con un sueldo de 2,5 millones dólares (casi 2,4 millones de euros) por año a los que se suman primas y patrocinios. Cifras que van aumento gracias una popularidad y una audiencia que no para de crecer. La Liga de Videojuegos Profesional consiguió en España en 2016 nada menos que 29,4 millones de espectadores acumulados, una cifra superior a lo que logró la Europa League (24,9), la Vuelta Ciclista de España (26,3) o la Liga ACB (28,8). Esta es la carta de presentación de los eSports ¿El deporte que viene?

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información