Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cocaína y alcohol tras la tragedia del ídolo José Fernández

El cadáver del beisbolista que se estrelló en su barco en Miami dio positivo

José Férnandez en un partido en 2015. Quality

La tragedia que puso de luto a Miami se empieza a esclarecer. El cadáver de José Fernández, el joven lanzador estrella de los Miami Marlins, dio una alta tasa de alcohol en el examen toxicológico y fue detectada en su sangre presencia de cocaína. Fernández, de origen cubano y de 24 años de edad, se murió en la madrugada del domingo 25 de septiembre al estrellarse con dos acompañantes, también fallecidos, contra un dique de rocas del cabo sur de Miami Beach.

El análisis médico ha determinado que los tres murieron por impactos craneales y torácicos. Las otras dos víctimas fueron Emilio Macías, de 27 años, y Eduardo Rivero, de 25. Los dos dieron positivo en alcohol y Rivero también en cocaína. El bote chocó contra el espolón a toda velocidad en torno a las tres de la madrugada. Los tres habían estado antes de subir al barco en un bar de Miami. Una incógnita que queda por depejar es quién iba pilotando. El barco era propiedad de Fernández.

La lancha de Fernandez tras el accidente. ampliar foto
La lancha de Fernandez tras el accidente. AP

El deportista estaba llamado a hacer historia en las Grandes Ligas del béisbol americano. El estadio de los Marlins sólo se llenaba y vibraba cuando estaba anunciado que Fernández sería el lanzador. Los aficionados cubanomaericanos lo amaban. A su talento se sumaba su historia personal, que tocaba directo a las emociones de los cubanos miamenses. Fernández había llegado a Florida de adolescente vía México después de haber intentado llegar en balsa por el Estrecho.

Fernández ya cobraba unos tres millones de dólares anuales. Esperaba su primer hijo con su novia. Su muerte causó una conmoción como no se recordaba en Miami y se le rindieron honores con un cortejo fúnebre por las calles de la ciudad.

Más información