Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

México, aún en la crisis deportiva, destaca en los Juegos Paralímpicos

La delegación mexicana gana 15 medallas en Río, seis menos que en Londres 2012

El mexicano Salvador Hernández en los 100 metros
El mexicano Salvador Hernández en los 100 metros EFE

El deporte paralímpico de México ha levantado la mano, de nuevo, en medio de los apuros de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade). El domingo pasado finalizaron los Juegos Paralímpicos en Río y la delegación mexicana se colgó 15 medallas- diez más que en los Olímpicos- y se situó en el lugar 29, seis menos que en Londres 2012. La actuación en tierras brasileñas los colocó como el tercer mejor país latinoamericano por debajo de Brasil (8) y Cuba (18).

Cuatro mexicanos lograron la medalla dorada: Ángeles Ortiz en lanzamiento de bala, Amalia Pérez en levantamiento de potencia, quien instauró el récord mundial al levantar 130 kilogramos; Lenia Ruvalcaba y Eduardo Ávila en yudo. Luis Zepeda en lanzamiento de jabalina y Edgar Navarro en atletismo en los 400 metros se llevaron la plata.

Las nueve preseas de bronce se repartieron entre el propio Navarro y Salvador Hernández en los 100 metros, Rebeca Valenzuela en lanzamiento de bala, Catalina Díaz y José de Jesús Castillo en levantamiento de potencia. En natación, Pedro Rangel en los 100 metros, Patricia Valle en los 50 metros de braza, Jesús Hernández en los 50 metros de espalda y Nely Miranda en los 50 metros estilo libre.

México ha participado en los Juegos Paralímpicos desde 1972 y ha sumado 288 medallas, 97 de oro, 90 de plata y 101 de bronce. Lo hecho en Río no superó su mejor participación en Arnhem (Holanda) en 1980 cuando ganaron 42 preseas: 20 áureas, 16 de plata y seis de bronce. Hace cuatro años, en Londres, ganaron 21.

A pesar de los sutiles triunfos en Río, el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto reducirá el presupuesto destinado al deporte mexicano para el próximo año. El recorte será del 25 por ciento lo que deja a los atletas con 2.108 millones de pesos, casi la mitad de lo que se empleó en 2014.

La tristeza de Doramitzi

La participación mexicana estuvo marcada por la negligencia de los responsables del deporte. La funcionaria Aline Arouesty, encargada de corroborar las inscripciones del equipo de relevo 4x50 metros, llegó tarde para inscribir a los representantes de México. Su error impidió que Doramitzi González, Nely Miranda, Gustavo Sánchez y Raúl Martínez participaran en una prueba que era ideal para ellos.

Ante la impotencia, Doramitzi González lloró, tomó su celular y grabó un mensaje: “esto pasa por llevar a agente que no sabe y perdimos una medalla. Me duele mucho porque ellos no me van a dar todo lo que me tocaba, nosotros íbamos a pelear por medalla”, dijo en un vídeo publicado en su cuenta de Twitter. “Uno de los errores más graves del mexicano es que pasan mil cosas y nunca decimos nada”, dijo la multimedallista al periodista Marco Malvido del sitio web Cámara Húngara.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información