Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laia Sanz, pentacampeona mundial de enduro

Tras vencer en el GP de Francia, la piloto catalana suma 18 títulos en diferentes campeonatos mundiales de motor

Laia Sanz celebra su quinto título mundial en enduro. Ampliar foto
Laia Sanz celebra su quinto título mundial en enduro.

Laia Sanz (KTM) ha logrado este domingo su decimoctavo título mundial y quinto consecutivo de enduro al ganar la segunda jornada del Gran Premio de Francia, última cita de la temporada. Tras ser segunda en la jornada del sábado, Laia Sanz se impuso en la del domingo con cinco segundos de margen sobre su rival, la alemana Maria Franke (KTM).

Laia Sanz acumula ya trece títulos mundiales de trial y cinco de enduro. La piloto de KH-7 y el equipo KTM Enduro Factory Racing tuvo que emplearse a fondo este domingo para ganar la segunda carrera en Gran Premio de Francia de Enduro, disputado en Cahors. Después de verse superada el sábado por Maria Franke, Laia Sanz salió a por todas, aunque le valía con acabar segunda gracias a los 4 puntos de ventaja que les sacaba a la germana y a la británica Jane Daniels.
Se impuso por delante de Franke, segunda a 5.68 segundos, y de Daniels, tercera a 2:10.69 minutos. De este modo, la piloto del equipo KH-7 le dio la vuelta a una temporada que se complicó desde el principio con un segundo, dos terceros puestos y una sola victoria en las cuatro primeras carreras.

“Hemos estado toda la carrera luchando con tiempos muy igualados”, explicó la campeona catalana “Sabía que Franke iría muy fuerte así que he apretado más que ayer. Al final, ganar así, con emoción y una gran lucha, ha sido muy bonito. Estoy muy contenta por los 18 títulos y por el quinto de enduro, sobre todo porque ha sido un año difícil y puedo estar satisfecha de haberlo hecho bien en los momentos de mayor presión”.

Laia Sanz relató algunas de las dificultades que atravesó a lo largo del curso. “Ha sido la temporada más difícil y disputada que he tenido hasta ahora. Después de un inicio en el que todo me fue adverso, creo que he estado muy fuerte psicológicamente y eso me ha permitido llegar al final dependiendo de mí. No ha sido fácil porque después de Finlandia y Suecia llegué a verme sin el título. Se juntaron demasiadas cosas: después del Dakar y los rallies de Abu Dhabi y de Qatar no había podido entrenar, tenía moto nueva y no había tenido tiempo de adaptarme a ella... pero después todo volvió a la normalidad. Pude preparar las carreras de Euskadi y fui conociendo mejor la nueva moto, con la que me siento mucho mejor”, cerró la campeona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.