Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça asegura que Neymar costó 19 millones

La vicepresidenta del club, Susana Monje, presenta el cierre del ejercicio 2015-2016 con ingresos de 679 millones y con una deuda de 271

Neymar.  Susana Monje, en un foto de archivo. EFE ATLAS

“El fichaje de Neymar ha sido excepcional”, ha dicho Susana Monje, vicepresidenta del Barcelona y responsable del Área Económica del club, en la presentación del balance del club. Monje aseguró que el coste de Neymar fue de 19,3 millones -17,3 al Santos y dos por la prima del Balón de Oro- y explicó que el resto de los importes abonados -hasta los 86,2 millones que ha admitido el Barcelona- corresponden al salario del jugador, tras el pacto del club con la Fiscalía y la Abogacía del Estado. Según estos cálculos, los 40 millones abonados a la empresa N&N (propiedad de la familia Neymar), la multa de 5,5 que el club pagó a Hacienda por no tributar bien el fichaje y las otras partidas pagadas por el Barça para fichar al brasileño corresponden al salario del jugador. “Neymar tiene un salario bruto de 24,8 millones”, especificó la vicepresidenta económica del Barça. Y ahora, tocará renovarle.

Cuando en el verano de 2013 el brasileño llegó a Barcelona, el entonces presidente azulgrana, Sandro Rosell, aseguró que el fichaje del paulista había tenido un coste de 57,3 millones de euros. Seis meses después, tras la renuncia de Rosell precisamente por el escándalo en torno al coste del fichaje del jugador, Josep María Bartomeu explicó que el fichaje del brasileño, en realidad, ascendía a 86,2 millones si se tenían en cuenta todos los contratos derivados de la operación.

“La economía del Barça es excepcional”, analizó la vicepresidenta económica del Barcelona, Susana Monje. El club cerró el ejercicio 2015-2016 con ingresos récords de 679 millones de euros y con beneficios de 29 millones. En el área financiera están especialmente satisfechos con el saldo de la deuda neta que alcanza los 271 millones (el curso pasado era de 328) y que ha disminuido en 160 millones desde que la actual junta directiva tomó el mando del club en 2010 (431). “No ha sido un año de transición, sino que ha sido un ejercicio económico fundamental para cumplir con todos los retos estratégicos del club”, subrayó Monje.

Gastos controlados

La vicepresidente del Barcelona elogió la gestión económica del club. "La única lástima fue el laude de Can Rigalt”, sostuvo. La entidad azulgrana asumió durante el último ejercicio los efectos económicos de los terrenos de L´Hospitalet vendidos en 2005 por un valor 35,4 millones y que tribunal de arbitraje obligó a deshacer la operación. Una situación que obligó al Barça a volver a comprar Can Rigalt por 47 millones. “Hubiésemos conseguido los beneficios más altos de la historia del club”, explicó Monje. En el curso 2010-2011, la entidad azulgrana cifró en 49 millones los beneficios, mientras que esta temporada, sin la contingencia de Can Rigalt, el resultado hubiese sido de 54 millones.

“Los gastos están controlados”, aseguró Monje. Aunque la deuda neta de 271 millones todavía está lejos de la cifra de 200 millones que cifró la Junta para comenzar con las obras del Espai Barça para la remodelación del Camp Nou, en el Barça se muestran muy tranquilos con gastos. Los salarios deportivos son de 439 millones, de los cuales 380 corresponden al primer equipo. “Los gastos aumentaron un 8% y los ingresos un 12%”, sostuvo la directiva. Y la masa salarial del equipo de Luis Enrique alcanzó el 69% respecto de los ingresos (la temporada pasada llegó hasta el 73%). Números que tranquilizan al Barcelona, porque la Liga aconseja no superar el 70%.

El nuevo contrato con Qatar para patrocinar la camiseta por una temporada más (35 millones) alivió a Monje. “Pasar de 0 a 35 fue una buena noticia”, sostuvo; “no hay que olvidar que es el tercer mejor sponsor del mundo”. La lista la lidera el Manchester United (Chevrolet, 64 millones) y lo sigue el Chelsea (Yokohama, 54). Y si el Barça suma el nuevo contrato con Nike (85 por año, será de 155 a partir del curso 2018-2019), la camiseta vale 128,8 millones (Qatar Airways paga 35 y Beko, 8,8). “Tenemos la camiseta más cara del mundo”, dijo la directiva. Por último, la vicepresidenta explicó que el club puede fichar al atacante que tanto pide Luis Enrique. “Tenemos 24 millones para fichar a un delantero”, cerró Monje.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información