Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça defiende el pacto sobre el caso Neymar

Los abogados del club afirman: "El acuerdo es la solución menos mala y no ha habido compadreo"

Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu se dirigen a los juzgados. Ampliar foto
Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu se dirigen a los juzgados.

El jefe de servicios jurídicos del Barça, Román Gómez Ponti, y el abogado Cristóbal Martell informaron ayer de los detalles del acuerdo que el club alcanzó con la Fiscalía y la Abogacía del Estado sobre el caso Neymar. “No fue sencillo de plantear, pero era lo mejor para los intereses de la entidad. No celebramos un triunfo. Es una solución, la menos mala”, confesó Gómez Ponti. La entidad asume una “infracción tributaria” en los ejercicios 2011 y 2013 e incorrecciones jurídicas en los contratos del brasileño, y pagará una multa de 5,5 millones a Hacienda. “El club queda condenado”, admitió Gómez Ponti.

Martell argumentó que existía una duda jurídica sobre las interpretaciones de los contratos del brasileño. “La Fiscalía cuestiona la voluntad de los contratos. No se creía que los contratos fueran reales —por ejemplo el del scouting— e implicaban una retención tributaria mayor. Ambas interpretaciones eran razonables y había que asumir que nos podían dar un revolcón en el juicio, porque la tesis de la Agencia Tributaria podía llegar a tener fuerza”. Así que, ante la posibilidad de afrontar un juicio con penas superiores, el Barça alcanzó el acuerdo. “Había un riesgo importante de que el juez no se creyera estos contratos y pagar muchos más millones. Entre el cielo y el infierno, existe algo que es razonable. Y es la multa de 5,5 millones”.

La condena exonera al presidente Josep Maria Bartomeu y al expresidente Sandro Rosell de cualquier responsabilidad, pero el Barça niega que fueran moneda de cambio en las negociaciones. “No se puede comprar la absolución de alguien a cambio de algo. El pacto no salva el cuello de nadie. Esto no funciona así”, sentenció el jefe de los servicios jurídicos del club. “El Barcelona no es acusado de delito fiscal en 2014, lo que comporta que desaparezca la acusación contra Bartomeu”. Gómez Ponti y Martell añadieron que Rosell, mientras, se acogió a la regularización complementaria que el club realizó a Hacienda en febrero de 2014 antes de la acusación de la Fiscalía, de manera que queda liberado de sus responsabilidades.

El acuerdo se firmará en los próximos días. Martell entiende que no puede ser bloqueado pese a la denuncia presentada por un grupo de socios encabezados por el expresidente Laporta: “Me produce perplejidad. Quería resucitar el delito fiscal de 2014. No hay forma de parar el pacto, aunque se pueden poner minas”. Gómez Ponti admitió de todas maneras el impacto negativo del caso para el club: “No podemos negar la evidencia, hay un precio que pagar”

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información