Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gales y Bale hacen historia

Repaso del conjunto británico a Rusia para clasificarse como primera de grupo

Rusia - Gales
Bale hace el tercero de Gales. AP
Eurocopa Grupo B Jornada 3

FINALIZADO

Partidazo de Gales, que llegó a la Eurocopa con hambre y bien que lo demostró ante Rusia. El conjunto británico firmó un encuentro impecable para conseguir un histórico pase a los octavos de final de la Eurocopa. Gales no jugaba un gran torneo de selecciones desde 1958 y es un debutante en Francia, donde se ha permitido el privilegio de clasificarse como primera de grupo. Por delante de Inglaterra, eterno rival, rompiendo con el orden establecido de manera categórica. El repaso que Gales le dio a Rusia fue impresionante.

Rusia

4-4-1-1

Leonid Slutski

1

Akinfeev

3

Smolnikov

4

Ignashevich

23

Dmitriy Kombarov

9

Kokorin

11

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mamaev

8

Glushakov

22

Dzyuba

14

Cambio Sale A. Berezutski

V. Berezutski

10

Cambio Sale Samedov

Fedor Smolov

15

Cambio Sale Aleksandr Golovin

Shirokov

1

Hennessey

5

James Chester

6

A. Williams

4

Ben Davies

2

Gunter

3

1 goles Gol

Neil Taylor

18

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Vokes

10

1 goles Gol

Ramsey

7

Cambio Sale Edwards

Joe Allen

16

Cambio Sale Andy King

Ledley

11

1 goles Gol Cambio Sale Church

Bale

Gales

3-4-3

Chris Coleman

El éxito galés vino acompañado de buen juego, rápido, vertical, impulsado por Allen y materializado por dos jugadores de lo mejor del torneo, Ramsey y, por supuesto, Bale. Rusia protagonizó una sonora decepción. Tenía opciones de clasificarse en caso de victoria y jamás dio la sensación de poder llevarse el partido. La confianza del técnico Slutski en su vieja guardia acabó por condenarlo. Los pretorianos del CSKA, en especial, sus centrales, fueron superados una y otra vez. No hubo carácter ni fútbol. Fue un equipo descompuesto ante otro vitalista, con hambre, con las ideas claras. Su distancia entre líneas fue asombrosa. Ante ese decorado, Gales voló, haciendo goles y un buen puñado de ocasiones que pudieron plasmarse en una goleada histórica.

Rusia no tuvo ni un atisbo de rabia, ni un desesperado intento por conseguir, al menos, el empate, después de que al descanso perdiera ya por 2-0. Gales siguió dominando a su antojo ante un rival incapaz de reaccionar. Bale buscó con desesperación su gol. Falló varias ocasiones, en carrera y a balón parado, con la cabeza,

Hasta que lo encontró. De nuevo después de una gran acción de Ramsey. Bale cruzó con el exterior de su pierna izquierda para hacer el tercero. El madridista se convirtió en el máximo goleador del torneo, fiel reflejo de la pujanza de una selección que irrumpido como un sorbo de aire fresco en le Eurocopa. Todo un aviso para el poder. Los muchachos galeses tienen muchas ganas de dar guerra. El primer gol lo explicó casi todo. Una irrupción de Ramsey al hueco, un buen pase de Allen y fantástica definición del futbolista del Arsenal ante una defensa parada. Era el minuto 10. En el 19, una jugada calcada aunque con fortuna en el rebote, permitió a Taylor fusilar a Akinfeev. 2-0 a los 20 minutos y pleito casi resuelto. El resto fue una fiesta de Bale y sus amigos.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información