Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Yo dejé una gran unión en México”

El Piojo Herrera asegura que los éxitos actuales del Tri son también un mérito de su etapa en el banquillo

Miguel Herrera previo a un partido de México en 2014rn
Miguel Herrera previo a un partido de México en 2014

Han pasado 10 meses desde el despido de Miguel Piojo Herrera (Hidalgo, 1968) como entrenador de México. En un desplante golpeó a un periodista deportivo mexicano un día después de conseguir la Copa Oro. El Piojo no pierde la esperanza de volver. En 1993 jugó como lateral derecho la Copa América en Ecuador, México llegó a la final y perdió contra Argentina. Ahora ve desde la distancia al grupo de jugadores que dirigió y a algunos que llevó por primera vez al equipo absoluto, como Tecatito Corona.

Pregunta. ¿Cómo ve a la selección mexicana?

Respuesta. Se dan los resultados. Eso es lo que importa en la selección. Cómo lo consigues a veces no es tan importante.

P. ¿Qué opina de la rotación de guardametas?

R. ¿De guardametas? ¡De equipo completo! A él [Juan Carlos Osorio] le gusta rotar a todo el equipo. Esa es su decisión. Es el técnico y él debe decidir cómo se juega. No comparto su idea. No haría tantos cambios. Lo puedes hacer en un partido como contra Venezuela ya con la clasificación asegurada, si tienes un expulsado o si uno está cansado...

P. ¿Por qué cree que México no ha ganado una Copa América?

R. La primera vez, cuando jugué, estuvimos muy cerca. En ese momento nos faltaba experiencia, aunque había muy buenos jugadores. Llegamos a la final contra Argentina, pero nos faltó pericia. Hoy hay un gran equipo, un gran material humano. Se tiene plantel para pelear contra cualquiera.

P. ¿Qué selecciones le agradan en esta Copa América?

Trabajaré para vuelvan a tocar a mi puerta

R. Argentina me gusta mucho por las ventajas que tiene y por Messi. Me gusta cómo juega Chile, Jorge Sampaoli les dejó una gran selección. México me encanta, creo que dejamos una base muy buena, un equipo estructurado y, por supuesto, una gran unión.

P. ¿Y entrenadores?

R. Ningún entrenador me agrada. Algunos les fue muy mal como los casos de Brasil, Uruguay y Paraguay.

P. ¿Extraña ser el entrenador de México?

R. No. Eso ya pasó. Trabajaré para vuelvan a tocar a mi puerta.

P. ¿Esta será la Copa América de México?

Si hubiéramos ido con este plantel a lo mejor otra cosa nos pasaría

R. Creo que es un momento muy importante. Somos locales. No hay mayor localía que la de México en esta edición. Puede ser el momento para que México alce la copa, mejores condiciones para ganarla no hay otras como esta. Yo quisiera que fuera campeón. Soy mexicano y me encantaría.

P. ¿Cómo manejó la idea de retirada de Rafa Márquez de la selección en 2015?

R. Márquez no podía ir a la Copa Oro por una cuestión personal. Él me pidió estar en la Copa América de Chile. Regresé a Rafa a la selección con la idea de que fuera el capitán y el líder del equipo. Hasta la fecha lo es.

P. ¿Márquez le habló de la retirada?

R. No. La decisión es del jugador, nada más. Él se mantenía en condiciones óptimas para seguirlo llamando a la selección.

P. ¿Qué huella dejó usted en la selección mexicana?

R. Los resultados que nos pidieron los dimos. No salí de la selección por no entregarlos, sino por un error personal y la decisión de la Federación.

P. ¿Qué se llevó como entrenador de México?

R. La entrega, la determinación de los muchachos. También su gran disposición y el gran grupo que unimos que todavía da resultados.

P. ¿Qué le faltó en la Copa América del año pasado?

R. Este equipo. Si hubiéramos ido con este plantel a lo mejor otra cosa nos pasaría.

P. ¿Fue por imposición?

Creo que es un momento muy importante. No hay mayor localía que la de México en esta edición.

R. No. La Copa América y Copa Oro se juntaban, donde desafortunadamente tienes que llevar a un jugador a un solo torneo. Hay que hacer un trato con los equipos. Ya ni los clubes mexicanos te los prestan para los dos torneos. Es una situación muy difícil para los jugadores y para el técnico, que debe armar dos selecciones. No puedes jugar con una sola selección porque en Europa no te los prestan, es por reglamento. Nuestra obligación era la Copa Oro. Este año es el único torneo que se disputa y se aprovecha para llevar lo mejor que se tiene.

P. ¿Qué vio en Tecatito?

R. Tiene unas condiciones impresionantes. Está llamado a ser una figura, ojalá sea más constante durante el partido, que nos regale más jugadas de esas. Sería extraordinario.

P. Con relación a su despido de la selección mexicana, ¿le pidió una disculpa al periodista que agredió, Cristian Martinoli?

R. No. No le debo disculpas a nadie. Mi disculpa fue con la afición y a toda la gente de la Federación. Sabía que tenía un puesto en el que debía guardar compostura. Los errores se pagan, yo cometí uno y luego se me cobró. Ha quedado saldada la deuda.

P. ¿Se arrepiente?

R. De nada sirve arrepentirse después de las cosas. No es una situación de la que tengas que arrepentir como que quedó algo pendiente o maté a alguien. Te arrepientes de los hechos en el momento. Y aprendes a llevar mejor las cosas.

P. ¿Usted se ha perdonado?

R. El único que perdona es Dios.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información