Los Michelin empujan a Rossi

Valentino, que no tenía la pole en Jerez desde 2005, se entiende mejor con unos neumáticos que no exigen hacer la vuelta buena al primer intento

Valentino Rossi, durante la sesión de clasificación del GP de España.
Valentino Rossi, durante la sesión de clasificación del GP de España.Mirco Lazzari (Getty Images)

Han pasado más de diez años. Pero Valentino Rossi sabía perfectamente cuando era la última vez que había salido desde la pole en el circuito de Jerez: “Fue en el 2005. Y la del día siguiente fue una gran carrera”, afirmó, con total aplomo. Una gran carrera que ganó, como ganaría tantas aquel año en el que se proclamó campeón del mundo con Yamaha, otra vez. Ocurrió, también, que aquel día venció después de chocar con Sete Gibernau en la última curva y enviarlo a la grava. Aunque de eso no dijo ni mu este sábado, porque de lo que se le preguntaba era de por qué y cómo ha mejorado tanto en las sesiones de clasificación esta temporada, una tarea que tenía pendiente, especialmente desde que se impuso esta nueva modalidad en 15 minutos, tan exigente para algunos.

“Antes salías y podías entender las condiciones de la pista y los neumáticos, tenías tiempo, y en los últimos minutos ponías neumáticos nuevos y hacías la vuelta buena. Ahora tienes que entender la clave, sin ponerte nervioso o estar demasiado tranquilo, lo más rápido posible y tirar desde el primer minuto para que salga una buena vuelta”, se arrancó el italiano. Nunca ocultó que este sistema de clasificación dividida en dos, que deja para la llamada QP2 a los doce pilotos más rápidos, no le gustaba. Quién sabe si ahora que empieza a dársele bien le cogerá el gusto. Hay que remontarse al 2009 para encontrar un año en el que enlazara tres domingos saliendo desde la primera fila. Lo ha vuelto a conseguir gracias a esta última pole y los buenos sábados cosechados en Argentina y Austin. La explicación remite, sobre todo, a los neumáticos.

“Entre los Bridgestone y los Michelin la diferencia es que con los segundos puedes hacer el tiempo también en la segunda y en la tercera vuelta, no hay necesidad de que sea en la primera, como ocurría hasta ahora. Y a Valentino eso era lo que más le costaba, eso que Jorge y Marc hacían tan bien él no podía hacerlo. Vale necesita hacer uno, dos, tres giros, cada uno más rápido que el anterior”, explica a EL PAÍS Matteo Flamigni, técnico de telemetría del equipo de Rossi. Así ocurrió este sábado en Jerez.

Eso que Jorge y Marc hacían tan bien con los Bridgestone, de hacer el tiempo en el primer intento, él no podía hacerlo Matteo Flamigni, telemétrico de Rossi

Y así lo corroboró el propio piloto: “Cada uno tiene sus características: Lorenzo, por ejemplo, tiene la facultad de ser muy rápido desde el primer momento; yo, en cambio, voy mejorando poco a poco. No sé por qué soy más rápido con los Michelin que con los Bridgestone, pero llego a la clasificación más relajado y me sale todo mejor”. El porqué es sencillo. El rendimiento de los Bridgestone, suministrador único de neumáticos desde 2009 hasta el curso pasado, era muy distinto del de los Michelin. En la clasificación del año pasado se veía con claridad: era prácticamente imposible mejorar el crono en un segundo giro, por eso Márquez probó (por primera vez en Jerez hace un año) una estrategia a dos paradas y con tres neumáticos en algunos circuitos, para optimizar al máximo los 15 minutos de sesión.

Además, explica Flamigni, el trabajo de Yamaha con Michelin ha facilitado todavía más las cosas de cara a la clasificación: “La moto está muy bien equilibrada, de manera que este año se adapta muy bien de un circuito a otro. La moto ya va muy bien el viernes y luego el trabajo ya es de perfeccionar detalles para llegar a la clasificación mejor”.

Con todo, ¿marca la diferencia para Rossi, que el año pasado solo salió en cinco ocasiones de la primera fila y peleó por el título hasta el final, haber mejorado los sábados? Mentalmente, poco. “La pole te da una ventaja en metros, poco más. Aunque me siento más fuerte que el año pasado. Hacer la pole aquí, en Jerez, delante de ellos, es importante. Me ha hecho sentir bien. Pero lo importante es mañana”, confiesa. “Para él, la clasificación es una cosa y la carrera, otra”, responde Flamigni. Aunque matiza: “La moto debe estar bien y lo importante es salir bien en la parrilla, porque ayuda para la carrera; Jorge y Márquez siempre salen rápido y salir desde una tercera o cuarta fila te sentencia. Y este año el nivel es incluso más alto que el anterior”. Su objetivo, confiesa, es no permitir que Lorenzo se escape en la salida.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Redactora jefa de la sección de Deportes y experta en motociclismo. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS