Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal del ‘caso Conmebol’ pide interrogar a Gorka Villar

El exvicepresidente de la FIFA Eugenio Figueredo apuntó al hijo del presidente de la Federación Española de Fútbol como autor de extorsiones a clubes de fútbol uruguayos

Gorka Villar, hijo del presidente de la RFEF.
Gorka Villar, hijo del presidente de la RFEF.

El fiscal uruguayo del caso Conmebol, Juan Gómez, confirmó que pidió a la jueza de Crimen Organizado Adriana de los Santos que envíe un exhorto a la Justicia paraguaya para tomar declaración en Uruguay al español Gorka Villar, director general de ese ente futbolístico, con sede en Asunción. Gorka Villar es hijo de Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y vicepresidente de la FIFA y de la UEFA, por lo que con la suspensión de los máximos dirigentes de estos organismos, Sepp Blatter y Michel Platini, respectivamente, ejerce en ambos la presidencia en funciones. El dirigente español también está afectado por las investigaciones que afectan a la FIFA.

Gómez detalló que el exhorto intima a Gorka Villar a designar abogados para que declare y añadió que "lo que uno espera" es que acuda a Uruguay por su propia voluntad, y que si no fuese así "en su momento se verá" qué se hace. No obstante, la llegada de Villar a Montevideo para declarar en el juzgado de Crimen Organizado no se dará, como pronto, hasta la segunda quincena de enero o los primeros días de febrero, señaló Gómez, debido al periodo vacacional de los funcionarios judiciales con motivo del verano austral.

El llamado caso Conmebol indaga una denuncia interpuesta a finales de 2013 por varios equipos de fútbol de Uruguay y por la Mutual de Futbolistas del país, que acusaban de la existencia en ese organismo de una "organización criminal" que se apropiaba de dinero que tendría que ir a parar a clubes, a jugadores y a la propia organización.

Durante la investigación, algunos de los representantes de los clubes dijeron que fueron "extorsionados y presionados" por Villar para que no denunciaran penalmente, en la justicia ordinaria, los hechos presuntamente ilícitos relacionados con la Conmebol.

El uruguayo Eugenio Figueredo, exvicepresidente de la FIFA (2014-2015) y de la Conmebol (1993-2013), así como expresidente de la misma entidad (2013-2014), señaló el pasado jueves en audiencia judicial a Villar como autor de "presiones" con "verdaderos comportamientos extorsivos" a los clubes firmantes de la denuncia.

Tales afirmaciones figuran en el dictamen que firmó Gómez tras tomar declaración a Figueredo, quien llegó extraditado a Montevideo como imputado en el caso Conmebol después de haber estado desde mayo preso en Zúrich por una investigación anticorrupción de la Justicia de Estados Unidos contra altos cargos de la FIFA.

Villar realizaba esas presiones "amparado por su relación con su padre, miembro de FIFA, quien lograba el respaldo de ésta a las medidas extorsivas", según recogió el fiscal en su dictamen a partir del testimonio de Figueredo. Tras su declaración, Figueredo fue procesado con prisión preventiva por cometer presuntos delitos de estafa y lavado de activos al frente de la Conmebol.

Figueredo reconoció haber recibido dinero por parte de empresas a cambio de la cesión de los derechos de retransmisión televisiva que maneja la Conmebol, y en consecuencia haber dejado de escuchar ofertas de otras compañías. "Tal modo de obrar traducía un perjuicio a clubes y a jugadores profesionales, en el caso de Uruguay, menguándose notoriamente los dineros que debían percibir aquellos y éstos", escribió Gómez en su dictamen.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información