Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Rayo le basta con un minuto

El equipo vallecano se aprovecha de un penalti y una expulsión para lograr su segunda victoria consecutiva

Rayo Vallecano - Sporting de Gijon
El Rayo celebra el primer gol contra el Sporting. EFE

A falta de fútbol, un minuto basta para finiquitar un partido. Poco importa que sea en el primer tiempo. Menos aún que el reloj marque el minuto 38. Una doble amarilla a Bernardo, central del Sporting, y un penalti marcado por Trashorras, todo en 60 segundos, dejaron los tres puntos en Vallecas.

Ese minuto fatídico transformó un encuentro insulso, pero no por mucho tiempo. En Vallecas están acostumbrados al fútbol de toque y presión. Lo segundo no faltó, pero lo más esencial de este deporte se quedó en la caseta. A ratos parecía un correcalles. Sin nadie que dominara, con poco peligro. Solo la banda izquierda del Rayo, con Rat y Pablo Hernández —que se lesionó en el minuto 25—, puso un poco de picante. Buenas internadas y algún centro peligroso que se topaba con la defensa del Sporting.

Y llegaron los sesenta segundos, entre el 37 y el 38, que valen un partido y la segunda victoria consecutiva de los madrileños. Primero llegó la amarilla a Bernardo por una entrada dura, luego una mano del central en su área, que le costó irse antes a los vestuarios, y un gol desde los 11 metros.

Rayo,2 - Sporting,1

Rayo Vallecano: Toño; Nacho, Amaya, Llorente, Rat; Baena, Trashorras; Bebé (Lass, m. 63), Jozabed, Pablo Hernández (Embarba, m. 26); Javi Guerra (Manucho, m. 71). No utilizados: Juan Carlos, Fariña, Zheng, Quini.

Sporting: Alberto; Luis Hernández, Meré, Bernardo, Canella; Jony, Mascarell, Rachid (Álvarez, m. 64), Halilovic; Guerrero (Castro, m. 70), Sanabria (Lora, m. 42). No utilizados: Dennis, Menéndez, Isma López, Carmona.

Goles: 1-0. M. 39. Trashorras de penalti. 2-0. M. 47. Javi Guerra. 2-1. M. 49. Jony

Árbitro: Vicandi Garrido. Expulsó a Bernardo. Amonestó a Baena, Nacho, Canella.

Estadio de Vallecas. Unos 12.000 espectadores

El tono del encuentro se mantuvo igual de gris pese al cambio en el marcador. Javi Guerra, fichado el último día por el Rayo, puso el segundo a los dos minutos de volver del descanso. La grada lo festejaba y no temía por la victoria. Menos aún gobernando con tranquilidad el marcador. Si el Sporting quería revertir la situación, difícil que fuera por sus méritos. Y así fue. Un error garrafal de Amaya en la salida del balón, que aprovechó Jony, puso algo de tensión al choque. A estas lides están acostumbrados en Vallecas, aunque en esta ocasión no fue traumático. No costó nada más que algún disgusto en la grada.

El Sporting intentó no arrugarse con 10 sobre el campo. Presionó al Rayo casi en su área. Un esfuerzo de agradecer, pero sin trascendencia en el marcador. Los de Paco Jémez pudieron ampliar la renta, pero ni Embarba ni Guerra acertaron con la portería. Daba igual, porque con un minuto en el primer acto los tres puntos se quedaban en Vallecas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información