Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rodillo de los Warriors en Cleveland

Iguodala, Curry y Livingston frenan a LeBron James y lideran un triunfo a domicilio sin precedentes (82-103) que iguala a dos la final

Final NBA 2015 Ver fotogalería
LeBron James, entre Curry y Klay Thompson. AFP

Los Warriors volvieron a ser los Warriors, el equipo que había maravillado esta temporada, pero que se había atascado en la final ante los Cavaliers. A la cuarta fue la vencida. Se agigantó Stephen Curry y se encogió LeBron James, se reivindicó el arsenal de unos y quedó en evidencia la limitación de recursos de los otros.

Golden State se reencontró con su mejor versión en Cleveland, en el mismo escenario donde tanto sufrió en el tercer encuentro y donde se le puso cuesta arriba la final. Su concluyente triunfo (82-103) marca la primera gran brecha a lo largo de una serie que había discurrido en medio de una enorme igualdad, con prórroga en los dos primeros partidos y solo cinco puntos de diferencia en el tercero.  La final, ahora, está igualada a dos, pero el cuarto envite supuso un espaldarazo moral para los Warriors. Ningún equipo, jugando fuera, había conseguido ganar por tanta diferencia en la historia de las finales. La anterior mejor marca era de Miami, en la cancha de los Spurs, con 16 puntos de ventaja en las finales de 2013.

LeBron se abre una brecha en la cabeza tras golpearse con una cámara de televisión

CLEVELAND, 82; GOLDEN STATE, 103

La final está empatada a dos victorias

Cleveland Cavaliers: Dellavedova (10), Shumpert (5), LeBron James (20), Tristan Thompson (12), Mozgov (28) –equipo inicial-; JR Smith (4), James Jones (0), Perkins (2), Harris (1) y Mike Miller (0).

Golden State Warriors: Curry (22), Klay Thompson (9), Iguodala (22), Barnes (14), Draymond Green (17) –equipo inicial-; Lee (9), Livingston (7), Barbosa (2), Bogut (0), Speights (1) y Holiday (0).

Parciales: 24-31, 18-23, 28-22 y 12-27.

Quickens Loans Arena de Cleveland. 20.562 espectadores.

Steve Kerr modificó su planteamiento y sus jugadores respondieron de manera espléndida, con Stephen Curry, Andre Iguodala y Shaun Livingston a la cabeza. En cambio, LeBron James y Matthew Dellavedova, los jugadores que estaban propulsando a los Cavaliers, vieron reducida drásticamente su producción.

Kerr situó en el quinteto titular a Iguodala, en lugar de Bogut. El ala-pívot prosiguió su acertada labor de desgastes sobre LeBron James. Sin el gigante australiano de salida, los Warriors optaron por un juego mucho más rápido y dinámico. Kerr dio más minutos a los jugadores exteriores, como Livingston y Barbosa y marcaron diferencias desde el principio. Los Cavaliers fueron todo el tiempo a remolque. Su desventaja se hizo ya irrecuperable nada más empezar el último cuarto y, esta vez, si echaron de menos a sus lesionados, Irving, Love y Varejao.

Para colmo de males, en el minuto 19 y cuando su equipo ya perdía por 32-44, LeBron James chocó con la cámara de televisión de un operador de NBA TV y sufrió una brecha en la cabeza. LeBron sangró, pero la acción no comportó mayores consecuencias. Los Warriors explotaron con mucho más acierto su juego exterior y sumaron 12 triples y 24 asistencias, una cifra que revela su buena circulación de balón.

LeBron James que promediaba cifras descomunales, 41 puntos, 12 rebotes, 8,3 asistencias y 47 minutos, mantuvo su producción en rebotes y asistencias pero se quedó esta vez en 20 puntos, con una serie de 7 de 22 en tiros de campo. Iguodala tuvo mucho que ver en ello y, además, brilló también en ataque, con 22 puntos, la misma cifra que alcanzó Curry. El MVP de la temporada se recuperó de sus altibajos y firmó cuatro triples en siete intentos y repartió seis asistencias.

La aportación de Livingston, con 7 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias, resultó providencial para los Warriors en los minutos en que los Cavaliers lograron acercarse en el marcador (62-65). David Blatt intentó que su equipo cargara el juego sobre Mozgov. El pívot ruso sumó 28 puntos y 10 rebotes. Pero le contrarrestaron Barnes y Green, con 31 puntos y 15 rebotes entre ambos.

EL CAMINO DE LA FINAL

LeBron James, tras golpearse con una cámara.
LeBron James, tras golpearse con una cámara. USA Today Sports

1er partido. 5 de junio. Golden State, 108; Cleveland, 100 (1-0)

2º partido. 8 de junio. Golden State, 93; Cleveland, 95 (1-1)

3er partido. 10 de junio. Cleveland, 96; Golden State, 91 (2-1)

4º partido. 12 de junio. Cleveland, 82; Golden State, 103 (2-2)

5º partido. 15 de junio. Golden State-Cleveland (02.00)

6º partido. 17 de junio. Cleveland-Golden State (03.00)

7º partido. 20 de junio. Golden State-Cleveland (03.00)

& El séptimo partido se jugará en el caso de ser necesario.

El base australiano, Dellavedova, la sensación de las finales, no resultó tan determinante como en los partidos anteriores. Acabó con 10 puntos. Los Cavaliers notaron sobremanera su limitada rotación. Blatt apenas confía en un par de reservas para refrescar al quinteto inicial. Los Cavaliers lo notaron y sufrieron ante el juego exuberante de los Warriors.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información