Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dudek, Mourinho y la leyenda del topo

El exportero polaco del Madrid relata en un libro su periplo en el club blanco

Real Madrid: Dudek, Mourinho y la leyenda del topo
Dudek, en su presentación en 2007.

Jerzy Dudek puede ser recordado por ser el héroe del Liverpool en aquella mágica final de Champions ante el Milan, de la que recientemente se han cumplido 10 años. Pero en España el portero polaco es más conocido por permanecer cuatro temporadas a la sombra de Iker Casillas, un suplente modélico que solo disputó 12 encuentros durante su periplo en el Real Madrid. Llegó al Bernabéu en 2007, con 34 años, con un sitio asegurado en el banquillo madridista.

Quizá, para su fortuna, poca gente se acuerde de que defendía la portería del equipo blanco el día del alcorconazo, aquel infausto partido en el que el Madrid se llevó un 4-0 de un equipo de 2ªB. Con José Mourinho solo coincidió un año, el primero del técnico portugués en la casa blanca. Disciplinado hasta la médula, el polaco nunca se quejó por su inactividad, sino que cumplió órdenes de su técnico a rajatabla, como cuando ejerció de mensajero en aquel partido de Champions ante el Ajax en 2010, trasladando órdenes a los jugadores del campo para que forzasen tarjetas amarillas. Fue sancionado por la UEFA con 5.000 euros por aquello.

Solo un año con Mourinho, pero jugoso. Tanto que ocupa una parte importante en su nuevo libro, Una carrera no Real, de momento publicado solo en polaco. En sus páginas se cuenta la relación que el entrenador luso tenía con sus jugadores. Airea episodios que acontecieron en el vestuario madridista. Algunos tan llamativos como cuando un Mourinho iracundo arremetió verbalmente contra sus pupilos tras una supuesta filtración a la prensa.

“¿Dónde está esa rata? ¿Eres tú Granero?”, inquirió Mourinho en el vestuario

Todo comenzó cuando un medio desveló que Pepe jugaría en el centro del campo el duelo liguero ante el Barça en abril del 2011. El último enfrentamiento del Madrid con los de Guardiola se había saldado con un rotundo 5-0 en el Camp Nou unos meses antes y Mourinho quedó marcado por ello. Para el segundo duelo ante los azulgranas preparó un equipo plagado de hombres de pierna fuerte en el medio. Pepe, habitual defensa central, era el hombre elegido para reforzar la medular y que la prensa conociese el dato antes del partido hizo estallar a Mou.

Según Dudek y algunas crónicas de entonces, el vestuario se llenó de improperios y el entrenador exigió culpables por la filtración, llegando a dirigirse a algunos jugadores como a Granero. “¿Dónde está esa rata? ¿Eres tú Granero?”, cuenta Dudek en el libro. EL PAÍS publicó en su momento que Mou acusó de traición a los futbolistas, especialmente a Esteban Granero. "El único amigo que tengo en este vestuario es Granero. ¡Pero ya ni me puedo fiar de él! ¡Me habéis dejado solo! ¡Sois la plantilla más traidora que he tenido en mi vida!". El episodio dio origen al término topo, como sinónimo de filtrador, pero según el exportero polaco, el técnico prefirió utilizar el nombre de otro animal: rata.

El lunes por la tarde, estebán Granero publicó un tuit acompañado de una foto suya junto a Mourinho. "La lealtad tiene un corazón tranquilo y es incuestionable. Pisa fuerte allí por donde huyeron los traidores", comentó el exjugador del Real Madrid en la red social. El Pirata, ahora en la Real Sociedad, siempre se mostró afín al entrenador portugués en los dos años que coincidieron en el Bernabéu.

Pocos partidos en el Real Madrid pero bastantes anécdotas, suficientes para llenar un libro. Sin embargo, Dudek tiene un recuerdo agradable del hombre que le privó de jugar más, Iker Casillas. “Es un chaval encantador, buena gente y un grandísimo portero. Una leyenda”, dice sobre el capitán madridista.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información