“Vendrán años terribles si Blatter es reelegido”

El exjefe de inspectores de la FIFA pide la renuncia del actual presidente

Mayne-Nicholls, exjefe del equipo de inspectores de la FIFA.
Mayne-Nicholls, exjefe del equipo de inspectores de la FIFA.E. Thayer (Cordon)

Para que el barco no se hunda se tiene que suicidar el capitán. Si el capitán no se suicida, se hunden él y el barco también.

La lección está clara: si Sepp Blatter conserva aún el más mínimo sentimiento de lealtad al fútbol, el deporte al que ha dedicado más de la mitad de sus 79 años de vida, debe dimitir ya como presidente de la FIFA, cargo que ocupa desde 1998. Que se presentase Blatter para reelección este viernes, como ha dicho que hará pese a la detención el miércoles por la noche de siete altos cargos del organismo que preside acusados todos de corrupción, significaría, en el caso aún probable de que ganara, un golpe devastador a la credibilidad de la FIFA y también a sus finanzas, ya que sus grandes patrocinadores comerciales saldrían en espantada.

Esta es la opinión de Harold Mayne-Nicholls que fue el jefe del equipo de inspectores de la FIFA para las sedes candidatas a los Mundiales de 2018 y 2022, cuyos polémicos ganadores, elegidos por voto secreto en contra de las recomendaciones de los propios inspectores, fueron Rusia y Qatar. “Si sigue Blatter vendrán años terribles para la FIFA”, dijo Mayne-Nicholls, que trabajó para el organismo desde 1993 hasta su dimisión en 2012. Entrevistado el miércoles Mayne-Nicholls, que también fue presidente de la Federación de Fútbol de Chile, agregó que Blatter debería irse “por el bien del fútbol”.

Más información
La FIFA asegura que Joseph Blatter “no está implicado”
Los hombres de Blatter
Preguntas y respuestas sobre la FIFA
Cinco claves de la operación en Suiza contra dirigentes de la FIFA

¿Habrás más detenciones? “Creo que sí. La forma en que la policía suiza detuvo a los siete en el medio de la noche demuestra que no van a dejar pasar ni una”. ¿Ni Blatter estará a salvo? “Ya es rico y eso me hace dudar. Su sueldo no se ha hecho público, pero en la FIFA se ha hablado de que como presidente gana unos dos millones de dólares al mes”.

Sea culpable de corrupción o no, o de permitir que otros lo fueran, Blatter no puede seguir en su cargo. “El daño que se ha hecho a la FIFA durante sus 17 años de presidencia ha sido demasiado grande”, según Mayne-Nicholls. “Lo que tiene que ocurrir ahora es no solo que dimita él sino que se hagan cambios profundos a la constitución de la FIFA a favor de la transparencia, que hoy es inexistente”.

En cuanto a la posibilidad de que se anulen las decisiones de celebrar los Mundiales de 2018 y 2022 en Rusia y Qatar, Mayne Nicholls dice: “Pero si las investigaciones demuestran que aquí hubieron hechos claros de corrupción, no le quedará otra a la FIFA que buscar nuevas sedes”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS