Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid vence al Efes en un partido épico y pone el 2-0 en la serie

Los de Laso remontan 17 puntos al conjunto turco (90-85) tras un duelo memorable con Llull y Heurtel como protagonistas

Sergio Llull y Gustavo Ayon celebran una canasta. Ampliar foto
Sergio Llull y Gustavo Ayon celebran una canasta. AFP

El ardor competitivo alcanzó cotas desmedidas en el barrio de Goya. El Efes, guiado por la lucidez de Heurtel y la contundencia de Krstic, colocó al Madrid contra las cuerdas (45-62, m. 27) pero el conjunto de Laso reaccionó con bravura. La pasión de los blancos les permitió agarrarse a la cornisa y emprender un ardoroso viaje a la epopeya. Sergio Llull (18 puntos y 12 asistencias) y Felipe Reyes (+32 con él en pista) coronaron la remontada blanca (levantando primero los 17 puntos de desventaja y luego otros siete en los últimos dos minutos) hasta una victoria que deja encarrilado el pase a la Final Four tras un partido memorable entre el drama y la locura.

Madrid, 90-Efes, 85

Real Madrid: Llull (18), Rudy Fernández (15), Rivers (14), Reyes (6), Ayón (8) —cinco inicial— Nocioni (10), Maciulis (0), S. Rodríguez (11), Carroll (6), Bourousis (0), Slaughter (2).

Efes: Draper (5), Heurtel (16), Perperoglou (11), Lasme (2), Bjelica (2) —cinco incial— Balbay (0), Osman (12), Batuk (0), Saric (11), Krstic (23), Janning (3).

Tanteo por cuartos: 22-16, 15-29, 26-21 y 27-21.

Árbitros: F. Rocha (POR), J. Zamojski (POL), M. Boltauzer (ESL).

Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Unos 12.000 espectadores.

Un tapón de Ayón a Krstic, una carrera de vértigo de Llull a campo abierto y un mate del menorquín sellaron el 22-11 en el marcador para redondear la firme puesta en escena del Madrid, liderada por los 10 puntos de Rudy en los primeros siete minutos. Quedaba entonces 1m 33s para el final del primer cuarto y el equipo de Laso pasó de la suficiencia al apagón. Una canasta de Slaughter y tres tiros libres de Rudy fueron la única producción de los blancos en los siguientes ocho minutos. Aprovechó el Efes para darse un festín bajo los aros con un dominio abrumador del rebote ofensivo (14 del conjunto turco al descanso por 3 de los locales; 16-5 al final). Con el prematuro paso de Felipe Reyes por el banquillo, lastrado por dos faltas, Krstic y Saric colonizaron la pintura sin que Nocioni, Maciulis, ni Slaughter pudieran zurcir el roto.

Sergio Lull machaca el aro ante la mirada de Matt Janning. ampliar foto
Sergio Lull machaca el aro ante la mirada de Matt Janning. AFP

El estropicio alcanzó un parcial de 5-26 que lanzó al Efes y dejó grogui al subcampeón de Europa. El descontrol llevó a los de Laso a ofuscarse desde el perímetro y acumular ocho pérdidas de balón al descanso (37-45, m. 20). Heurtel se hizo con los mandos (16 puntos y 15 asistencias) y comenzó a gobernar el partido con manos de prestidigitador, pulso de artificiero y piernas de velocista. Creció el Efes al compás del base francés y se agigantó la figura de Krstic (23 puntos). A la sólida apuesta de Ivkovic se unió Osman con cinco puntos consecutivos que colocaron al Madrid al borde del precipicio (45-62, a 3m 34s para el final del tercer cuarto).

Exigido como nunca, el equipo de Laso reaccionó con fiereza. Con una defensa salvaje y un ataque kamikaze se lanzaron los blancos a por una remontada épica. Funcionó la zona presionante 1-2-2 con el quinteto Llull, Carroll, Rudy, Felipe y Ayón. Les sobró tiempo. En esos tres minutos lograron un 18-4 de parcial y, con la inercia de la emoción, estiraron la hazaña hasta el 68-67 tras un triple de Rivers (un 23-5 en cinco minutos).

Quedaban 8m 36s y el Madrid había logrado lo más difícil, pero llegó la cuarta falta de Felipe, Llull también pasó por el banquillo para tomarse un respiro, empezó a flaquear la defensa en zona y el Efes aguantó la embestida. Perperoglou y Osman estiraron de nuevo la cuerda (70-78, a 4m 39). Pero no desistió el Madrid hasta completar la gesta mordiendo con cambios constantes de ritmo y de defensa. La contabilidad blanca se apuntó 45 puntos en los últimos 13 minutos. Un triple de Sergio Rodríguez y otro de Felipe Reyes, a 43s del final, llevaron el delirio al Palacio (83-82). Los tiros libres del Chacho (11 puntos en los tres minutos finales, ocho desde la linea de personal) amarraron el 2-0 en la serie antes de viajar a Estambul. Nadie ha remontado ese resultado. “La clave fue la pasión. Tomamos riesgos y jugamos con pasión hasta el final”, resumió Laso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información