Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“A ciertos poderes del Estado no les ha gustado que viniera Neymar”

Bartomeu achaca su imputación a un ataque "político y deportivo"

Bartomeu, durante la entrevista en 8TV. Ampliar foto
Bartomeu, durante la entrevista en 8TV.

Josep Maria Bartomeu se defendió atacando. Solo unas horas después de que el juez Pablo Ruz le imputara como presidente del Barcelona y le citara a declarar el 13 de febrero en relación al caso Neymar, Bartomeu denunció lo que calificó de “un ataque feroz” a la entidad barcelonista. Fichar a Neymar cuando el Real Madrid también pretendía al delantero brasileño es el origen de todos los pecados que ahora pagar el Barcelona, según el relato de Bartomeu en la entrevista que concedió al programa 8 al dia de 8tv. “Ese fichaje produjo un movimiento de alguien que no quería que viniera al Barcelona y creó este conflicto”, aseveró. “No quiero hablar de un club, pero es cierto lo que dijo el padre de Neymar. Tenía dos ofertas, una superior a la nuestra que era la del Madrid. Neymar se decantó por el Barcelona y seguramente eso no gustó. Neymar aporta lo que aporta y el Barcelona va bien. Y ahora vuelve a haber una movida judicial”.

Bartomeu se mostró beligerante. “En este caso lo que está pasando es que alguien ha traspasado una línea roja. Hemos de decir basta. Llevamos mucho tiempo con este desgaste de la institución y del presidente, que no de mi persona. Hay demasiadas cosas y tenemos que pararlo. Y decir basta”. El presidente barcelonista explicó que la próxima semana volverá a declarar ante el juez Ruz en la audiencia: “El Barcelona no ha hecho nada malo, no ha delinquido. Solo ha fichado a un jugador como Neymar y eso ha desencadenado todo este movimiento. Hemos actuado asesorados por la prestigiosa firma de abogados Cuatrecasas y hemos seguido las pautas marcadas para lleva a cabo un fichaje como el de Neymar”.

Insiste el mandatario blaugrana en que el fichaje del delantero brasileño le costó al Barcelona los 57 millones de euros que hizo públicos en su día. “Eso mantenemos y eso declararemos de nuevo ante el juez”, remachó. “El documento de la fiscalía pone otras cantidades, que no son las cantidades que pagamos”.

Bartomeu afirma que varios jugadores,  además de Messi, así como él mismo y otros directivos sufren  inspecciones fiscales

Tras la imputación de la Audiencia, Bartomeu, observa una serie de acciones sospechosas. “Es la primera vez en la historia que se imputa a una entidad jurídica. Nunca se imputa a una sociedad o a un partido. Por eso estoy de acuerdo con los espectadores (8tv hizo pública una encuesta según la cual más de un 35% de los que participaron piensan que la imputación al club tiene que ver con el proceso soberanista). No tengo ninguna evidencia , pero cedimos el Camp Nou para el concierto de la Libertad, jugamos con la camiseta de la senyera, tal vez no gustó que por el Camp Nou pasara la manifestación de Vía Catalana. Todo eso puede que nos pase una factura deportiva y política”. El Barcelona no está ya dispuesto a pactar con Hacienda. Eso es lo que dijo Bartomeu. “No, al menos hasta que desaparezcan de la imputación las palabras delinquir y defraudar. Hemos de decir basta. Se ha traspasado una línea roja. Hay ciertos poderes a los que no les ha gustado la línea que sigue el Barcelona y han iniciado un trabajo para desestabilizarlo”.

Bartomeu explicó que varios jugadores del Barcelona, además de Messi, están siendo sometidos a inspecciones fiscales. E indicó que tanto él como otros directivos también las están sufriendo. “Seguramente hay ciertas personas o poderes del Estado a las que no les gusta que traigamos ciertos jugadores o que tengamos éxitos y por eso hemos recibido un ataque desmesurado. No quiero dar la alarma , pero trabajaremos para extraer todas las consecuencias y llegar al fondo de la cuestión. Es cierto que el Barcelona ha sufrido muchísimas injusticias a lo largo de su historia, y esta es otra, y grave. Quiero llegar hasta el final. No es cierto que nos propusieran un pacto con el fiscal. No aceptaremos ningún pacto. Se trata de interpretaciones. Y estamos dispuestos a hablar de ello, pero no mientras se diga que hemos delinquido o que el Barcelona ha querido defraduar o dejar de pagar impuestos”. El presidente del Barcelona concluyó asegurando que la imputación no cambia para nada su intención de convocar elecciones a final de temporada y presentarse a las mismas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información