Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pelé, ingresado en cuidados intensivos

Edson Arantes do Nascimento, de 74 años, entró al hospital por una revisión que se ha complicado por una infección urinaria

Pelé, en marzo de este año, en Varsovia (Polonia).
Pelé, en marzo de este año, en Varsovia (Polonia). EFE

Edson Arantes do Nascimento, Pelé, el mejor jugador brasileño de todos los tiempos y uno de los mejores del mundo, está ingresado en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Albert Einstein, en São Paulo. El futbolista, de 74 años, entró al hospital el lunes para una revisión rutinaria después de una cirugía renal el 12 de noviembre. Los médicos le detectaron una infección urinaria. “Fue transferido para ser controlado en una UCI, donde puede recibir mejor atención”, afirma el comunicado del centro sanitario sin dar mayores detalles.

Desde el entorno de Pelé, se asegura que en una habitación ordinaria recibía demasiadas visitas y no conseguía el reposo necesario para su recuperación. El asesor personal del exfutbolista, José Fomos Rodrigues, habló sobre su salud y tranquilizó sobre su estado. “No estaba cómodo con tantas personas que lo visitaban. Ahora estará más tranquilo”.

Pelé había sido sometido a una cirugía para extraer cálculos renales, uretra y vesícula el 12 de noviembre y recibió el alta tres días después.

La agenda del ídolo ha estado bastante llena este año. Participó en varios anuncios publicitarios durante el Mundial de Fútbol de Brasil celebrado en verano en este año. Así mismo concedió decenas de entrevistas y participó en multitud de eventos promocionales. Este año también inauguró un museo en el que se le homenajea en la ciudad de Santos, donde jugó prácticamente toda su carrera en el club del mismo nombre.

Pelé ha sufrido problemas de salud durante los últimos diez años, entre ellos una cirugía de emergencia por desprendimiento de retina en 2004 y una operación de cadera en 2012

Nacido en la ciudad de Três Coraçoes, en Minas Gerais (al sudeste de Brasil), Pelé participó en cuatro mundiales con la selección brasileña y ganó tres (las ediciones de 1958, 1962 y 1970). Ganó su primera copa, en Suecia, a los 17 años. La final se jugó contra el equipo local el 19 de junio de 1958. Pelé jugó en el Brasil de Garrincha, de Vavá, de Zito, de Didí, de Zagallo. La canarinha ganó cinco goles a dos. Un par de las anotaciones verdeamarelhas fueron de O Rei. La imagen del astro, apenas un jovencito, abrazando entre lágrimas el trofeo Jules Rimet forma parte de los momentos icónicos del fútbol mundial.

Más allá de su club del Santos, en el que jugó 18 años, fichó en el Cosmos de Nueva York hacia el final de su carrera y allí jugó durante tres temporadas. Ha sido uno de los pocos jugadores que marcó más de 1.000 goles en partidos oficiales. En total: 1.282 tantos en 1.363 partidos. Es además el mayor goleador en la historia de la selección brasileña, con 77 anotaciones.

Pelé, apodado O Rei do Futebol, ha sufrido otros problemas de salud durante los últimos diez años, entre ellos una cirugía de emergencia por desprendimiento de retina en 2004 y una operación de cadera en 2012.

Después de retirarse, el futbolista, entre otras cosas, se dedicó a vender su imagen en innumerables anuncios publicitarios, fue ministro de Deporte (1995-1998) y participó en películas y en documentales. La revista Time lo nombró en 2006 uno de los personajes más influyentes del siglo XX. Este año recibió el premio honorario de la FIFA al mejor jugador de fútbol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información